Champions League: Malcom lleva al Barça a octavos

Icardi marcó en el 86' e impide que el equipo blaugrana sea primero, aunque está en octavos. Antes marcó Malcom
AFP

El Barcelona estará en los octavos de final de la Champions. Falta saber si como primero o como segundo de grupo tras empatar un partido que mereció ganar por juego, pero que acabó empatando por falta de remate (1-1) después de que Icardi rescatara al Inter tras el gol de Malcom, que por un momento se convirtió en un héroe inesperado del barcelonismo con su gol en el minuto 83.

La incógnita previa del duelo se despejó una hora antes del partido cuando se supo que Messi no estaría ni en el banquillo. Eso limitó la capacidad de remate de los barcelonistas, cosa que se notó a lo largo del partido, pero volvió a poner a prueba la capacidad colectiva de los blaugrana en grandes escenarios. La duda estaba en que en vez del solidario Rafinha ingresaba en el campo Dembélé, que es como lagartijas, más susto que jugador.

Con esas cartas, la interpretación del Barcelona en la primera parte fue casi perfecta pero sin colmillo. La puesta en escena del equipo blaugrana en el Giuseppe Meazza nada tuvo que ver con el pastiche de Vallecas. Les dio un ataque de esa diva que sólo canta en grandes teatros. Que a estos jugadores la competición doméstica les da pereza, se pudo comprobar sólo viendo el rendimiento defensivo del equipo en Milán.

Los de Valverde anularon al Inter desde su área hasta la de Ter Stegen. Sólo les faltó la puntería, pues en la primera parte dispararon hasta diez veces contra la portería de Handanovic, con un Suárez que iba a por todas y un Dembélé imprevisible, que hace 20 minutos loables y cuando vuelves a buscarle tiene la misma influencia que si estuviera en el bar de delante tomándose un café.

El ejercicio de superioridad del Barça en la primera parte no se vio reflejado en el marcador. De cara a la segunda parte se abría la hora de los técnicos.

Y Valverde dio entrada a Malcom por Dembélé en un ejercicio que le salió redondo, pues nada más salir, el brasileño marcó su primer gol. Un tanto que en ese momento daba el pase al Barça a los octavos como primero de grupo, condición que Icardi puso en entredicho con la primera pelota que cazó en el área.

Un empate que no hace justicia al juego, donde el Barça fue mejor, pero que cualquier culé firmaría. Están ya en octavos a falta de dos jornadas. Y con Malcom recuperado para la causa.

Por Santi Giménez