Barcelona tiene a su peor defensa en 21 años

Foto/Marca

El Barcelona lleva enlazados 10 partidos de Liga, nada menos, encajando goles. En 12 jornadas (solo quedó a cero la portería de Ter Stegen en las dos primeras frente a Alavés y Valladolid) le han marcado 18 goles para ser el 13º peor equipo del campeonato en defensa.

Y es que el equipo de Valverde, que la pasada temporada tardó 33 jornadas en encajar 18 goles, se desangra de mala manera en una zona siempre fiable y que hoy hace aguas de mala manera.

“Hacía muchos años que no encajábamos tantos goles, sabemos del problema que tenemos”, convino al acabar el partido frente al Betis Gerard Piqué, quien habló de un asunto “colectivo” trasladando la responsabilidad a todo el equipo sin caer en la cuenta que hace 21 años, 21, que el Barça no sufría una crisis defensiva de este tamaño.

En la temporada 1997-98, la primera de Van Gaal en el banquillo, el equipo azulgrana enlazó hasta 15 jornadas (desde un 2-3 sobre el Real Madrid en la 9 y hasta un 1-1 en Tenerife en la 24) encajando goles. De aquellos 15 partidos solo fue capaz de ganar 7 y perdió 6, encajando 29 goles entre los que destacaron los 4 que le marcó el Salamanca en El Helmántico o el Valencia en el Camp Nou.

Acabó conquistando la Liga, sumando 74 puntos que en la actualidad se consideraría una cifra muy por debajo de lo normal, pero cerró el campeonato encajando nada menos que 56 goles en 38 jornadas. 56 goles en una temporada, 6 más de los que encajó el Barça de Luis Enrique en sus dos primeros cursos al frente del equipo (21 en la 2014-15 y 29 en la 2015-16).

Ter Stegen, responsable directo del tercer gol del Betis en el Camp Nou, se ha destacado como uno de los mejores futbolistas en los esquemas de Valverde y, sin embargo, sus números están muy por debajo que la pasada campaña. La defensa en sí misma y el centro del campo, en labores de contención, arrastran en no pocas ocasiones al equipo a una sangría de goles que ha provocado que en la Liga solo se hayan ganado siete de los doce partidos disputados.

O, peor aún, que de los 18 partidos oficiales que ha jugado el equipo azulgrana solamente en 5 de ellos haya sido capaz de dejar la portería a cero. Ha encajado hasta 22 goles cuando tras los primeros 18 encuentros del pasado curso llevaba solo 10. La diferencia, enorme, explica la actual situación azulgrana.

Por Jordi Blanco