El Bayern no comprará a James en verano, según Kicker

Parece que el Bayern de Múnich ha cambiado sus planes con respecto a James Rodríguez. Tal y como anunció Uli Hoeness, presidente de la entidad bávara, después de la durísima derrota en el clásico alemán frente al Borussia Dortmund (2-3) el pasado sábado, los dirigentes muniqueses pretenden llevar a cabo un cambio generacional radical el próximo verano y el cafetero apunta a ser uno de los sacrificados.

Según informa el rotativo alemán Kicker, el presupuesto previsto para la renovación de la plantilla asciende a un total de 200 millones de euros, eso sí, los 42 millones necesarios para ejercer la opción de compra de James ya no entran en los planes de la cúpula rojiblanca. De confirmarse, James volvería al Real Madrid, con el que aún tendría contrato en vigor hasta 2021.

Cabe destacar que ni el jugador ni el Real Madrid tienen derecho a voto a la hora de decidir el futuro del astro colombiano. Tal y como desveló Karl-Heinz Rummenigge, director general del club de la Saebener Strasse, la opción de compra fijada en el contrato entre los bávaros y los madrileños es unilateral. Es decir: El Bayern decide. Y esta decisión parecía firme el pasado verano cuando el propio Rummenigge expresó ante los medios su voluntad de adquirir los derechos del delantero y construir el Bayern de mañana en torno a su figura. El propio James también reiteró su deseo de seguir en Alemania en más de una ocasión, pero su actual situación en el equipo dirigido por Niko Kovac parece haberlo cambiado todo.

Su enfrentamiento con Kovac

El pichichi del Mundial de 2014 no cuenta para el técnico croata, quien le dejó sin un solo minuto de juego en los dos últimos compromisos ante el AEK y en Dortmund. Además, James sufrió una lesión de rodilla el pasado martes que, seguramente, le aparte de los terrenos de juego hasta el año que viene.

Si el sudamericano empezó a florecer la pasada temporada bajo las órdenes del veterano Jupp Heynckes, con Kovac en el banquillo bávaro la situación se ha crispado hasta tal extremo que el internacional colombiano habría llegado a cargar contra el míster en el vestuario. “Esto no es Frankfurt“, llegó a decir según Bild, refiriéndose a la anterior etapa de Kovac en el Eintracht.

El mismo diario también habló de falta de disciplina por parte de James que enfada a Kovac. Durante los calentamientos previos a los encuentros no se ejercita con intensidad y llegó tarde al lugar de encuentro antes de partir hacia Dortmund, algo que, siempre según Bild, le condenó a sentarse en el banquillo en el Signal Iduna Park.

Sus jugadores, en cambio, siguen hablando maravillas de él. “Bajo mi punto de vista es el mejor jugador de nuestra plantilla y de la Bundesliga en general“, fueron las palabras de Sandro Wagner, que pueden interpretarse como guiño a Kovac. El propio James lleva meses sin expresarse sobre su futuro. Se le nota molesto. Quiere salir. Y el Bayern lo sabe.