Excesivas medidas de control entre partido de Nicaragua - Haití

El partido de futbol entre Nicaragua vs Haití que se realizará este sábado en el Estadio Nacional de Futbol mantendrá una seguridad como nunca antes vista en dichos juegos, con el objetivo de evitar que los fanáticos intenten cualquier tipo de protesta en contra del dictador Daniel Ortega.

Según la Federación Nicaragüense de Fútbol, Fenifut, habrá 200 agentes de seguridad privada y por parte de la Policía sandinista más de 300 oficiales, además “no se permitirán mantas, ni banner de ningún tipo” y lo más absurdo es que tampoco dejarán ingresar a las personas con banderas de tamaño mayor a los dos metros, ya que serán decomisadas.

El secretario de la Fenifut, Ildefonso Agurcia, manifestó que la seguridad privada estará en las graderías y “tendrá la facultad de detener y entregar a las autoridades (Policía) a cualquier persona que ocasione alteraciones”.

“No permitiremos ningún tipo de proselitismo político y religioso. Esto se establece en el reglamento FIFA de seguridad en los estadios, no tiene que ver con el contexto político del país”, justificó Ildefonso Agurcia.

“Contamos con el suficiente personal y técnica para garantizar la seguridad del evento”, expresó el comisionado sandinista, Fernando Borge.

La Concacaf, entidad rectora de futbol, accedió realizar el juego en Managua advirtiendo que si se cancelaba el partido no sería reprogramado.