Secuestraron a dos futbolistas del América en la Ciudad de México

Salieron de un festejo en Coapa y fueron privadas de su libertad

En la víspera de la final por el título del torneo Apertura 2019, la noticia de un presunto secuestro exprés consternó el seno del Club América.

La madrugada del viernes comenzó a circular en el entorno del equipo la versión de que dos jugadoras habían desaparecido, por lo que se activaron los protocolos de seguridad y se dio parte a las autoridades por parte del encargado de seguridad del club.

De acuerdo con Reforma, dos elementos del equipo femenil de 25 y 26 años fueron privadas de la libertad tras salir a un festejo en la Colonia ex Hacienda Coapa en Coyoacán, misma alcaldía donde se ubican las instalaciones del equipo azulcrema.

La Fiscalía Antisecuestros de la procuraduría capitalina intervino ante el reporte de los familiares y para la mañana del sábado las deportistas ya habían sido liberadas.

 

El Club América se reservó dar detalles de lo sucedido porque las investigaciones están en curso. Lo mismo las familias que se limitaron a reconocer que las futbolistas están en perfecto estado de salud y en casa.

El Gobierno de la Ciudad de México no dio a conocer si hubo un pago de rescate a cambio de la liberación.

En esa zona del sur de la metrópoli operan grupos del crimen organizado que se dedican al secuestro exprés, entre los que se encuentran Los Rodolfos, Los Molina y La Unión Tepito.

Secuestros exprés en la Ciudad de México: cómo actúan y quiénes son los objetivos de los criminales

En la Ciudad de México se llevan a cabo “secuestros exprés”, que consisten en captar a una persona para despojarla de su dinero y pertenencias. Lo tienen privado de su libertad durante horas, y después lo sueltan en una zona lejana a su vivienda.

De este tipo de crimen fue víctima Gerardo Carrasco, abogado y director Jurídico en Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad.

Según Carrasco, este tipo de secuestros suceden afuera de antros en las colonias Polanco, Roma y Condesa en la capital del país. En las vialidades se encuentran vehículos estacionados que ofrecen servicios de taxi ejecutivos o “de sitio”, que prometen ser más seguros y baratos que los medios de transporte por aplicación.

“Incluso, cuando se percatan de que estás esperando un Uber te ofrecen un mejor precio y convencen de que canceles tu servicio”, contó el abogado en redes sociales.

Cuando logran convencer a la persona de que los aborde, inician el trayecto, mientras un segundo taxi, con la cromática rosa de la Ciudad de México, sigue al primer automóvil sin que el pasajero se dé cuenta.

En alguna calle oscura los vehículos se coordinan. Al coche que había asegurado ser “de sitio” se suben de tres a cuatro personas. Carrasco dice que aprovechan que en la noche se reflejan las luches de los coches y las cámaras de los Centros de Comando y Control (C2) no logran captar con claridad lo que sucede.

Posteriormente, amedrentan, golpean y amenazan al ciudadano para que entregue su dinero, tarjetas y celular. Después, lo obligan a que dé todas las claves del teléfono y cuentas bancarias “Para verificar que no mientes y no arriesgarse a bajar a un cajero contigo, sacan un ‘Señor Pago’ o ‘Clip’ y frente a ti hacen cargos pequeños para corroborar NIP”, describió Gerardo Carrasco. Estos dispositivos mencionados son terminales móviles, con las que se pueden hacer cargos a tarjetas desde cualquier sitio con internet.

El grupo de secuestradores lleva a cabo esta acción por alrededor de una hora. Después, cuando aseguran que podrán vaciar las cuentas del banco, alejan a la víctima de la Ciudad de México para dejarla en una calle desconocida y sin comunicación. Al directivo de Mexicanos Contra la Corrupción lo soltaron en la colonia Ahuizotla en Naucalpan, Estado de México.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ