¿Cómo sobreviven nicaragüenses que retornaron a Nicaragua?

La nicaragüense Jacqueline Maldonado Martínez quien tiene más de dos años de residir en España retrata lo que viven miles de connacionales en el extranjero que han sido afectados por el impacto del coronavirus que ha dejado a millones de personas en el desempleo en todo el mundo.

Maldonado Martínez junto a su pareja abandonó Nicaragua por la crisis sociopolítica en 2018, con la esperanza de encontrar oportunidades laborales y mejorar sus ingresos económicos, pero el virus cambió un poco sus planes.

Lea Más: AmCham solicita reinicio “realista” de vuelos comerciales en Nicaragua

La nicaragüense contó a 100%Noticias que pasaron casi dos meses de confinamiento en Murcia, España quedando en el desempleo debido a que el restaurante en el laboraban los despidió sin pagarles el último mes trabajado “sobrevivimos con unos pocos ahorros, hubo un momento que ya no teníamos dinero, nos vimos obligados a prestar para comer acá en España y hablamos con unas amistades en Nicaragua para que nos prestaran dinero para resolver, por lo menos para 15 días de comida de nuestros hijos” narró.

Maldonado nos dijo que antes de la pandemia enviaba a su progenitora entre 150 y 200 dólares mensuales para alimentación, vestuario y gastos escolares de sus hijos, pero ahora redujo los envíos debido a la inestabilidad laboral “bajamos un poco la cantidad de lo que mandábamos y enviamos lo justo, pero priorizamos el alimento de nuestros hijos. Un mes dejamos de enviar” contó.

Al igual que Maldonado, la familia Sánchez Castillo en el contexto de la crisis sociopolítica en 2018 decidieron abandonar Nicaragua para buscar oportunidades laborales, pero el COVID-19 los obligó a retornar al país porque perdieron sus empleos. 

Leer más: Depresión económica en Nicaragua no soportará más aumento de impuestos

La familia Sánchez Castillo formó parte del primer grupo de 1,180 nicaragüenses que ingresaron desde Panamá, el pasado 17 de julio 2020 “mi esposa y mis tres hijos pasamos 16 días en un albergue y logramos ingresar el día 17 de julio”, explican.

Según la familia, antes de la pandemia enviaban entre $350 y $400 mensuales “ella (esposa) aportaba lógicamente a su familia, sus hermanos y yo le mandaba a mi mamá, con lo poco que trajimos estamos tratando de sobrevivir, no tenemos la oportunidad de seguir ayudando a nuestros familiares esto nos afecta a todos”.

Sánchez Castillo contó a 100%Noticias que hacen para sobrevivir actualmente “compramos huevos, frijoles y los fines de semana ofrezco pescado para sacar el día de mis tres hijos, estamos pidiéndole a Dios que las cosas cambien y mejore la situación económica para todos”, expresó.

En una entrevista exclusiva Expediente Público, Manuel Orozco, director del Centro de Migración y Estabilización Económica, analizó el comportamiento de las remesas en los dos primeros trimestres del año.

Orozco estima que El Salvador dejaría de recibir alrededor de US$96.4 millones y Honduras unos US$86,6 millones. En cambio, Guatemala mejorará en US$94,7 millones y Nicaragua US$7,2 millones con respecto al flujo de las remesas familiares recibidas en 2019.

No Olvide Leer: 2.4 millones de nicaragüenses viven con menos de 60 córdobas al día

“En general, lo que he visto en entrevistas con migrantes es que 35 por ciento de los que perdieron su empleo (debido a la crisis por la pandemia) dejaron de enviar (remesas), pero otros lo siguen haciendo. De los que no perdieron su empleo, 80 por ciento está enviando un mes menos”, explicó Orozco a Expediente Público.

Los migrantes nicaragüenses un 40 por ciento está en Estados Unidos, otro 40 por ciento en Costa Rica y el restante 20 por ciento en España, Panamá y otros destinos.

En el último informe Coyuntura Económica de Nicaragua que presentó FUNIDES estima una contracción en las remesas familiares en 2020, que podría ser de al menos 5 por ciento, que tendrá importantes consecuencias económicas y sociales para los hogares y empresas nicaragüenses. 

En 2018, las remesas representaron 11.4 por ciento del PIB (BCN, 2019) y en términos sociales, representan el 20 por ciento del ingreso de los hogares más pobres de Nicaragua (Banco Mundial, 2020).

También Puede Leer COSEP denuncia “voracidad recaudatoria” del régimen Ortega-Murillo

En Nicaragua el aumento en la tasa de desempleo abierto pasó de 6.6 por ciento en 2019 a entre 7.3 y 9.2 por ciento en 2020

En los últimos meses han ingresado a Nicaragua 58,094 connacionales de los cuales 20,840 son mujeres y 37,254 varones, procedentes de distintos países. En el caso de Panamá han retornado 3,844 nicaragüenses de los cuales 1,469 son mujeres y 2,375 varones, según estadísticas de Migración y Extranjería. 

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ