Nicaragua: deuda externa total 2007-2021

“Quizá sea el momento de cambiar, de soltar, de mandar todo a la mierda y volver a empezar. Quizá sea el momento de sacarle un sol a esa tormenta, de reírse sin parar, de volar sin tropezar. Quizá sea el momento de encontrarnos, abrirnos los ojos y largarnos a soñar". Eduardo Galeano.

La deuda de los países a escala global alcanzó un récord en 2020 y tuvo el mayor salto anual desde la Segunda Guerra Mundial, reportó el Fondo Monetario Internacional (FMI). De acuerdo con el FMI, la deuda mundial alcanzó US$ 226 billones de dólares (millones de millones) en 2020, es decir, 15 veces el PIB de Estados Unidos, la mayor economía del mundo.

Por su lado, el régimen Ortega-Murillo ha empezado a promover un alivio de la deuda externa tomando en cuenta que los organismos financieros internacionales no descartan un programa de perdón de deuda para los países empobrecidos, pero el aislamiento internacional amenaza con convertirse en un obstáculo en el corto y mediano plazo ante un escenario que tiene alta probabilidad.

LEER MÁS: Déficit comercial de Nicaragua se dispara en lo que va de año

El Banco Mundial afirmó que en el 2020, luego de un incremento del 12% de la carga de la deuda de los países de ingresos bajos en todo el mundo ascendió a US$ 860,000 millones de dólares.

Diversos organismos, como el FMI hablan de un alivio de deuda a este grupo de países, donde Nicaragua encaja en el rango, en ese contexto, la idea de un alivio de deuda externa ha empezado a sonar en los círculos de poder.

Pero para conseguir avales de alivio de la deuda en el Banco Mundial y el FMI, se requiere del respaldo de los países miembros, que son los acreedores. El régimen se tropezaría con un muro por el aislamiento internacional y las sanciones de los países que son miembros de los IFI`s, situación que se agravó a raíz de la farsa electoral.

La salida de Nicaragua de la OEA, la resolución de la Unión Europea del 16 de diciembre 2021 y la promulgación de la ley RENACER se convierten en otros obstáculos. Veo difícil que el régimen logré un beneficio de alivio de la deuda externa en las condiciones actuales.

SEGUIR LEYENDO: China nombra corresponsal en Nicaragua, firman acuerdos con dinastía Ortega Murillo

La estrategia del régimen Ortega-Murillo es negociar el alivio de la deuda externa en un paquete para Centroamérica apoyado por el BCIE; sin embargo, dudo que los otros países centroamericanos quieran estar incluidos en ese paquete por el temor que las gestiones se estanquen.

Deuda Externa total 2007-2021. En Nicaragua, los aumentos de la deuda externa total son particularmente sorprendentes al aumentar, el 2007 al 2021, el monto de la deuda externa total se incrementó en US$ 8,563.2 millones de dólares (equivalente a 2.68 veces) al pasar desde US$ 5,073 millones de dólares en el 2007 a US$ 13,636.3 millones de dólares en el segundo trimestre del 2021.

Deuda externa total (en millones de dólares)
                                              2017          2018          2019           2020         2021
Deuda Externa Pública      5,546.1      5,949.1      6,278.7      6,956.8      7,142.9
Deuda Externa Privada      6.005.0      5,752.9      5,484.7      5,083.6      6,493.4
Deuda Externa Total 
         11,551.1    11,702.0    11,763.4    12,040.4    13,636.3

El Banco Central de Nicaragua (BCN) publicó el 30 de noviembre de 2021, el “Informe de Deuda Externa Total” (pública + privada) indicando que la deuda externa total nicaragüense cerró en US$ 13,636.3 millones de dólares en el primer semestre de 2021, lo que equivale al 108% del PIB del país (US$ 12,621.5 millones de dólares en 2020 fue el PIB del año 2020). A nivel internacional se maneja que una deuda externa es sostenible, siempre y cuando no sobrepase el 70% del PIB.

El BCN indicó que del total del endeudamiento, al finalizar junio de 2021, US$ 7,142.9 millones de dólares corresponden al sector público (equivalente al 56.6% del PIB y al 52.4% del total de la deuda), y US$ 6,493.4 millones de dólares al sector privado (equivalente al 51.4% del PIB y al 47.6% del total de la deuda).

Del monto total de la deuda pública de Nicaragua (US$ 7,142.9 millones de dólares) corresponde a la deuda pública externa US$ 5,520.7 millones de dólares (82.6%) y US$ 1,479.4 millones de dólares corresponde a la deuda interna (17.4%). La deuda como proporción del PIB se incrementó entre el 2007 al 2021 en 51%.

Del total de la deuda externa, 41.7% corresponde a acreedores multilaterales, 36.5% a acreedores oficiales bilateral, 19.3% a diversos proveedores y otros (incluye créditos relacionados), y 2.5% a la banca comercial”, señaló el BCN.

Los desembolsos en el segundo trimestre 2021 alcanzaron los US$ 855.3 millones de dólares, de los cuales 28.4% provino de acreedores oficiales. Las principales actividades económicas que tuvieron como destino fueron: electricidad, gas y agua (20.9%), industria manufacturera (20.6%), intermediación financiera (14.0%), comercio (13.3%), administración pública (8.8%), entre otras. Del total de desembolsos recibidos en el 2021, US$ 648.3 millones de dólares fueron para el sector privado y US$ 207.0 millones de dólares al sector público, siendo las principales fuentes acreedores privados (69.2%) seguido de agencias multilaterales (27.6%) y fuentes oficiales bilaterales (3.2%).

El servicio de la deuda externa en el primer semestre del 2021 alcanzó un total de US$ 720.6 millones de dólares, de los cuales US$ 657.9 millones fueron pagos de principal y US$ 62.7 millones pagos de intereses y comisiones. Del total del servicio pagado, el 85.2% correspondió al sector privado, y el resto al sector público (14.8%). En el acumulado, el servicio pagado de la deuda externa ascendió a US$ 1,235.5 millones de dólares, efectuados principalmente por el sector privado (85.1%).

Los aumentos de las tasas de interés, más rápidos de lo esperado, podrían presionar a Nicaragua muy endeudada y obligar al régimen y las empresas a recortar la deuda y el gasto, perjudicando el crecimiento económico futuro. Los riesgos se magnificarán si las tasas de interés globales suben más rápido de lo esperado y el crecimiento flaquea. Si los sectores público y privado se ven obligados a desapalancar simultáneamente, las perspectivas de crecimiento se verán afectadas entre el 2022-2026.

A raíz de las sanciones y de la farsa electoral se incrementaron las dificultades de acceso a un mayor financiamiento externo. Es decir, se incrementó el riesgo de más sanciones lo cual disminuye el flujo de crédito de los bancos multilaterales, lo que complicaría la posición de liquidez del país.

También va influir en la reacción del inversionista local y extranjero ante la situación política y su efecto que pueda tener en la actividad económica y, sobre todo, en las perspectivas de crecimiento entre el 2022-2026.

El potencial de expansión será menor debido a una gobernanza más débil, que pesa sobre la inversión, el crecimiento crediticio y las limitaciones del mercado laboral. Estos riesgos tendrán un impacto negativo en el perfil crediticio del país.

En el 2020, el país mejoró su posición financiera al obtener préstamos por casi mil millones de dólares a través de los organismos multilaterales para financiera proyectos de reconstrucción de las zonas afectadas por los huracanes Iota y Eta, así como para la reactivación económica por la pandemia.

Estos recursos pactados se van a desembolsar de aquí hasta el 2023, pero si se incrementan las sanciones y el aislamiento, el régimen tendrá dificultades para buscar nuevos recursos frescos. Los recursos externos es lo que han permitido financiar el plan de inversión pública. La economía ha sido estimulada por los recursos externos, las remesas y las exportaciones factores que dinamizan la demanda interna.

En el 2020, el régimen consiguió US$ 829.5 millones de dólares, lo que significó un incremento del 57% con relación a lo que obtuvo en el 2019, cuando recibió US$ 528.4 millones de dólares. Del total, el BCIE otorgó dos préstamos por un monto total de US$ 471.7 millones de dólares. Por su parte, el FMI otorgó un crédito por US$ 185.3 millones de dólares. El BID financió US$ 43 millones de dólares.

LEER MÁS: Diputados cancelan Cantur de Leonardo Torres y ocho Asociaciones más

Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), aprobó a la dictadura, este lunes 13 de diciembre de 2021, un préstamo de US$ 382.6 millones de dólares, para la ejecución del décimo ‘Programa de Ampliación y Mejoramiento de Carreteras’.

Con este nuevo préstamo, la suma comprometida del BCIE en estos cinco años (enero 2017-diciembre 2021), se eleva hasta los US$ 2,671.6 millones de dólares.

Con el dinero de las reservas internacionales (US$ 4,000.6 millones de dólares a noviembre) más las posibles donaciones de China en el 2022 y el último préstamo del BCIE, Ortega se ha asegurado, económicamente hablando, por lo menos el 2022, garantizándose la disponibilidad de divisas para los pagos internos y externos, para la estabilidad macroeconómica, financiera y cambiaria.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ