Falta de empleo golpea Nicaragua: “mis hijas lloran de hambre”

Ana Cecilia es madre soltera. Tiene dos niñas menores de tres años, se encuentra desesperada tras quedar en el desempleo. Vive en Condega, municipio de Estelí al norte de Nicaragua. Está triste porque no desea separarse de sus hijas, pero dice que en su cuadra es la única de sus vecinas que sigue dudando si emigrar a no a Estados Unidos.

“En realidad me detenía lo poquito que ganaba en una fábrica de tabaco, pero ya no tengo de donde echar mano y me ha tocado comer salteado. Mis hijas han llorado de hambre y yo con ellas”.

Lea Además: Aumenta demanda de uniformes escolares en el mercado Oriental

La preocupada mujer cree que es su deber buscar mejoría para su familia y el desempleo le ha motivado a irse del país.  

                                                          

“Unos parientes se han ofrecido a ayudarme con el viaje y les voy a pagar cuando ya esté del otro lado. No tengo nada que ofrecerles a mis hijas”, dice la resignada mujer de 29 años.

La familia de Ana Cecilia habita en una comunidad llamada San Pedro y dice que ya todos sus primos han emigrado de forma irregular y no les ha ido mal.

Leticia es administradora de empresa y vive en Ocotal, Madriz. Es madre soltera de un niño de cuatro años. En ocho días parte a Estados Unidos y dice estar decidida a irse mojada.

“Aquí nos pagan una tontera que no alcanza, ya no vale ser profesional o tener experiencia, estamos mal. Aunque nos digan que estamos bien. Lo hago por mi hijo”, lamentó.

Migración por incertidumbre política en Nicaragua

Para la economista Edipcia Dubón la emigración de campesinos nicaragüenses se origina a partir de la incertidumbre política y del deterioro en las condiciones de vida en las zonas rurales que se engrandeció en 2018.

“Nosotros tenemos registrado que en el país existe alrededor del 45% de subempleados, es decir, personas que no tienen salarios fijos o ganan menos del salario mínimo y un 5% de personas que se encuentran en el desempleo abierto sin ningún tipo de ingresos ni carga laboral”.

Dubón explica a 100%Noticias que en Nicaragua también se ha incrementado el costo de la vida y se evidencia fácilmente con el aumento en los productos de la canasta básica.

“A diciembre del 2020, la canasta básica estaba valorada en 14, 526 córdobas, a diciembre de 2021, la canasta básica está valorada en 16, 255 córdobas, es decir que en un año incrementó 1,729 córdobas, es decir con un15% de aumento en los productos alimenticios”.

Lea: Abrazo al gran dragón. Los cálculos económicos de Ortega

Para esta analista, los datos del Banco Central de Nicaragua reflejan que el crecimiento económico del país está estrechamente ligado a las remesas que han crecido un 25%.

Dubón concluye que es la búsqueda de mejores ingresos y ayudar a la economía familiar, la principal motivación de la emigración masiva de campesinos nicaragüenses.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ