LOS ABONADOS QUE CONSUMEN HASTA 150 KILOVATIOS AL MES SEGUIRÁN GOZANDO DEL SUBSIDIO ENERGÉTICO.

Un 20 por ciento menos en sus recibos de luz estarían pagando los nicaragüenses si la caída que ha registrado en los últimos meses el precio del petróleo y sus derivados, se aplicara directamente a la tarifa del servicio eléctrico. En ese porcentaje se ha reducido el costo de la generación termoeléctrica (con fuel oil y diesel), que representa casi la mitad de la generación total del país. En el 2013 el precio del kilovatio/hora entregado por el Sistema de Interconectado Nacional oscilaba entre 4.62020 y 7.93264 córdobas. La tarifa menor corresponde al servicio de irrigación y la más alta al alumbrado público. El sector residencial pagaba 5.68245 córdobas por kilovatio/hora y el comercial 7.27704 córdobas, superado únicamente por el alumbrado público, detallan los reportes de la división de Estudios Económicos y Estadísticas del Instituto Nicaragüense de Energía (INE). El presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), José Adán Aguerri, dijo que confían en que el Gobierno cumpla su promesa de revisar la tarifa eléctrica. Indicó que en una reunión que esperan sostener hoy con el nuevo titular del Ministerio de Energía y Minas, Salvador Mansell, van a reiterarle ese pedido de la empresa privada. 'Esto se seguirá planteando en todas las reuniones que se sostendrán con el Gobierno, y estaremos buscando respuestas de consenso', afirma. Sin embargo, la decisión gubernamental de utilizar el margen que obtiene entre el precio de compra y el de venta para saldar la deuda asumida con Alba-Caruna para cubrir el subsidio energético a los consumidores de menos de 150 kilovatios/hora, mantiene la tarifa en los niveles establecidos cuando el fuel oil alcanzó los precios más altos. 'Los generadores le estamos vendiendo a la distribuidora a un 20 por ciento más barato de lo que le cobrábamos antes. La distribuidora recibe el dinero de los consumidores y la diferencia se la entrega al INE (Instituto Nicaragüense de Energía), que es el que tiene la deuda y tiene que pagar', detalló César Zamora Hinojos, gerente de país de AEI Energy. En el 2012 el fuel oil registró el precio promedio más alto de la última década, al alcanzar los 99.34 dólares por barril, según el monitoreo de precios de la firma RAC International. Ese año, reconoce Zamora, costaba 240 dólares la generación de cada kilovatio/hora. Al 5 de enero de este año el valor promedio del fuel oil era de 40.66 dólares por barril, lo que redujo el costo de generación a 190 dólares por kilovatio hora. Es decir, 20.83 por ciento menos que el costo en 2012. Basados en este alivio, Zamora considera que la 'reducción de la tarifa debería de andar, si todo fuera transparente, en el orden del 20 por ciento'. No obstante, reconoce que 'tenemos una deuda de 180 millones de dólares que se adquirió en el 2010, 2011 y 2012 y tenemos que pagarla'. Con todo y esto Zamora estima que se debería encontrar un mecanismo que permita reducir la tarifa y a la vez saldar la deuda adquirida con Alba-Caruna y que inicialmente se estimó que se cancelaría en el 2020 cuando entrara en operaciones la hidroeléctrica Tumarín. Otro aspecto que se vería afectado por el alivio en el precio del crudo y sus derivados es el costo de generación de las energías renovables. 'Tienen que volverse más competitivas y bajar de precio porque así funciona el mercado, cuando algo baja, todo tiene que bajar. Uno tiene que competir en el mundo en el que vive y estas son condiciones buenas para el país', asegura Zamora. Para Alfonso Valerio, presidente del Consejo Nicaragüense de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (Conimipyme), la reducción de la tarifa eléctrica debería ser prioridad para el Gobierno, por el efecto multiplicador que generaría en la economía. Valerio estima que una tarifa más baja, además de ser una presión menos para las empresas al disminuir sus costos de producción, incidiría directamente en el incremento de la demanda de parte de los consumidores que contarían con más recursos. Esto a su vez estimularía el incremento de la producción, aspecto que incidiría directamente en una mayor generación de empleos. Aunque en el caso de las empresas los beneficios dependan del peso que tenga el uso de la energía en sus procesos productivos, en general la suma de estos aspectos derivará en un mayor dinamismo económico. 'Por el efecto dominó que la reducción de la tarifa generaría en toda la cadena se debe buscar la manera de hacerlo, aunque haya argumentos de peso para mantener la tarifa, pero el beneficio al bajarla sería mayor para todos', sostiene Valerio. El presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), José Adán Aguerri, volvió ayer a insistir sobre la necesidad de reducir la tarifa eléctrica para garantizar que las empresas continúen creciendo y sean más competitivas. Aguerri dijo que en todas las reuniones a las que están asistiendo con el Gobierno desde el año pasado, principalmente en diciembre que fue cuando se empezó a sentir la merma con más fuerza, no dejan de pedir la reducción en la tarifa. Los empresarios están pidiendo al Gobierno que el ahorro que se obtuvo en los meses anteriores se destine una parte para honrar la deuda con la Caja Rural Nacional (Caruna), cuyo fondo fue utilizado para subsidiar la tarifa eléctrica cuando el crudo alcanzó su nivel más elevado y que el fondo restante se destine para aplicar reducciones en la factura de los consumidores. Aguerri dijo que debido a que es difícil proyectar cuál será la situación del precio del petróleo en lo que resta del año a nivel internacional, lo que proponen es que en lugar de definir un porcentaje de reducción de la tarifa a largo plazo, el ajuste se aplique cada mes según el ahorro que se obtenga del mes anterior. Es decir, a manera de ejemplo: si en enero se tenía previsto gastar 100 millones de dólares en generación de energía y solo se gastaron 80 millones, los 20 millones de dólares de ahorro se destinen para aliviar la factura eléctrica del consumidor en febrero. 'Si queremos desarrollo económico del país, hoy que las condiciones han cambiado, tenemos que ajustar esas condiciones', indicó.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ