BANCO CENTRAL BRINDA INFORME SOBRE EL ESTADO DE LA ECONOMÍA 2015 Y PERSPECTIVAS 2016

None
El Banco Central de Nicaragua publicó el día de hoy el informe Estado de la Economía 2015 y Perspectivas 2016. Dicho informe fue presentado por el El informe destaca lo siguiente: Al mes de diciembre de 2015, el desempeño macroeconómico del país permanece sólido. La actividad económica continúa creciendo a una tasa cercana al 4.0 por ciento, mientras la inflación permanece baja y estable. El menor dinamismo de algunas economías avanzadas y emergentes, observado a lo largo del año, resultó en que las estimaciones de crecimiento de la economía mundial fueran revisadas a la baja. El Fondo Monetario Internacional proyecta un crecimiento de 3.1 por ciento para la economía mundial, inferior al 3.4 por ciento registrado en 2014. Adicionalmente, el año 2015 ha sido marcado por un descenso de los precios de materias primas. La menor demanda externa y los bajos precios de los principales productos de exportación han incidido en las actividades de manufactura, minería y agricultura, afectada esta última actividad también por alteraciones en el régimen de lluvias. A pesar de lo anterior, el Índice Mensual de Actividad Económica registró un crecimiento promedio anual a octubre de 3.8 por ciento. El desempeño de la actividad económica se sustentó en la construcción y el comercio, los cuales han representado la principal fortaleza de la economía nacional durante 2015. La actividad constructora basó su desempeño en el dinamismo de la construcción privada, principalmente en obras residenciales y comerciales, ligadas estas últimas en parte, a inversión extranjera directa. Consistente con el desempeño de la actividad económica, se continuó observando una aceleración en el crecimiento de los empleados afiliados al INSS. En el mes de octubre se registraron 795,991 trabajadores inscritos a la seguridad social, lo que se tradujo en una tasa de crecimiento promedio anual de 8.0 por ciento. Entre las actividades económicas con mayor participación en la creación de trabajo en los últimos doce meses, se ubicaron comercio y servicios. Los menores precios internacionales, especialmente de los derivados del petróleo, han incidido favorablemente en menores presiones inflacionarias. Esta dinámica ha sido respaldada por una caída en los precios de alimentos, reflejando un adecuado abastecimiento doméstico. Así, en el mes de noviembre, la inflación interanual se ubicó en 1.99 por ciento, el nivel más bajo de inflación desde el año 2010. El balance de los precios internacionales ha conllevado a una mejora en los términos de intercambio del país, indicando que los precios de las importaciones han caído en mayor medida que los de las exportaciones. Lo anterior ha resultado en un mayor ingreso disponible, que ha dinamizado el consumo. Así, para 2015 se espera un leve aumento del déficit de cuenta corriente, producto de mayores volúmenes de importación tanto de bienes de consumo, como intermedios y de capital. Por su parte, las exportaciones de mercancías al mes de octubre registraron una caída interanual de 5.6 por ciento. Las principales afectaciones se observaron en las exportaciones agropecuarias, de manufactura y minería. En tanto, las exportaciones de Zona Franca a octubre registraron una caída interanual de 3.8 por ciento, derivada principalmente de menores exportaciones de textiles y arneses. No obstante, a partir del segundo semestre se observa una recuperación en el sector. Los menores ingresos por exportaciones han sido parcialmente contrarrestados por mayores flujos de remesas, los que presentaron un aumento a octubre de 5.3 por ciento. Asimismo, se ha observado mayores ingresos por turismo. Por el lado de las importaciones, se observa un leve crecimiento de 0.8 por ciento. Sin embargo, consistente con el dinamismo de la absorción interna, las importaciones no petroleras registraron un crecimiento interanual de 9.8 por ciento a octubre. En este resultado se destacaron las importaciones de bienes de capital y materiales de construcción. Por su parte, la factura petrolera a octubre registró una reducción de 32.9 por ciento con respecto al mismo período de 2014, producto de los menores precios internacionales del petróleo. La política fiscal se ha mantenido prudente, lo cual se ha reflejado en un menor déficit al mes de octubre y una tendencia de reducción en el endeudamiento público con respecto al PIB. De esta forma, el resultado acumulado del Sector Público No Financiero registró un déficit después de donaciones de 229.3 millones de córdobas (C$977.7 millones a octubre 2014). Consistente con los resultados anteriores, el saldo de deuda pública a septiembre se ubicó en 5,790.9 millones de dólares, mientras que la razón de deuda a PIB alcanzó 47.9 por ciento, menor respecto al cierre del año 2014. La conducción de la política monetaria, junto con una eficaz coordinación con la política fiscal, permitieron que el saldo de Reservas Internacionales Brutas a octubre alcanzara 2,446.8 millones de dólares y cerrara el mes de noviembre en 2,420.8 millones. A partir del cuarto trimestre, la política monetaria del BCN ha sido más activa y ha complementado sus operaciones monetarias con instrumentos de manejo de liquidez de corto plazo. Este resultado se tradujo en una cobertura de RIB a base monetaria de 2.6 veces a noviembre, que a su vez sustentó la solidez del régimen cambiario vigente. En términos comparativos, los resultados de la conducción macroeconómica en 2015 se mantienen entre los mejores de la región. En 2015, Nicaragua logró el reconocimiento de la comunidad internacional con decisiones importantes: la reclasificación por el Banco Mundial en sus políticas de financiamiento de país IDA a país IDA-Gap, la mejora en la calificación de riesgo crediticio soberano por las agencias privadas internacionales Moody’s y Fitch, la suspensión del “waiver” de la propiedad por el Gobierno de Estados Unidos, la salida del proceso de seguimiento intensificado y de la “lista gris” del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI), el reconocimiento público del FMI por los avances económicos de parte de su Vicepresidente y por la reciente misión de Artículo IV y, el reconocimiento de los organismos internacionales a las políticas sociales del Gobierno, que han permitido un desarrollo más equitativo del país, reduciendo los niveles de pobreza. En términos de las perspectivas para el cierre del año 2015, la estimación de crecimiento de la economía nicaragüense se mantiene en un rango entre 4.3 y 4.8 por ciento. Asimismo, las menores presiones inflacionarias han motivado una revisión a la baja en la estimación de inflación de 2015, la cual se proyecta entre 2.0 y 3.0 por ciento. Para el año 2016, se espera un contexto internacional más favorable. En este entorno, se prevé una recuperación del dinamismo económico, con una estimación de crecimiento entre 4.5 y 5.0 por ciento. Se prevé que el crecimiento económico siga impulsado por el desempeño de la construcción, comercio y resto de actividades de servicios. Adicionalmente, se proyecta una recuperación de la industria, especialmente en el sector de Zonas Francas, junto con una estabilización de los sectores agroexportadores. En términos de inflación, se estima una tasa entre 5.0 y 6.0 por ciento para 2016.     BANCO CENTRAL DE NICARAGUA