ENVÍO DE REMESAS DE COSTA RICA A NICARAGUA SE ESTABILIZA

None

El envío de remesas a Nicaragua, que tuvo mucho auge entre 1999 y el 2014, se ha estabilizado, según lo reflejan los datos de la balanza de pagos trimestral que publica el Banco Central.

Envío de remesas.
Envío de remesas. (WILLIAM SÁNCHEZ)ampliar

En los últimos cuatro trimestres que terminaron en septiembre del 2015, se envió un monto cercano a los $250 millones.

Los bancos Nacional y Costa Rica, que participan en este negocio, reportan altos crecimientos en el 2015.

“El periodo 2013-2014 reportó un crecimiento de 15,13% y el correspondiente a 2014-2015 no bajó ni se estancó, más bien, vuelve a crecer en un 15%”, informó el Banco Nacional.

Este banco envió en el 2015 cerca de $20 millones a ese país.

Sergio Sevilla, gerente de Comercio Exterior y Factoreo del Banco de Costa Rica, reportó un crecimiento de 49% en el monto enviado a Nicaragua en el 2015.

Los datos no necesariamente tienen que coincidir con los del Central, pues hay otras empresas y bancos que envían dinero. También hay vías informales, difíciles de medir.

Sevilla dijo que una práctica que han encontrado es que un nicaragüense viaja por tierra a llevar las remesas familiares de sus compañeros, los cuales le pagan la semana de trabajo.

Situación local. Investigadores en temas de migración señalan que la estabilización puede ser un reflejo del deterioro de la economía nacional en el 2014 y 2015.

“La situación económica en Costa Rica no fue la mejor en el 2015, comparada con años previos, razón por la cual habría un hipotético menor empleo de inmigrantes (e ingresos menores para ellos y para costarricenses), cuyo efecto podría verse en las menores remesas”, según la hipótesis de Oswald Céspedes, uno de los autores del estudio Remesas Sur-Sur: Importancia del corredor Costa Rica-Nicaragua .

El investigador de la Universidad de Costa Rica, Carlos Sandoval, tiene también la hipótesis de que el empleo para los nicaragüenses aquí se ha complicado.

“Las cifras de desempleo no parecen disminuir y, sin duda, ello tiende a afectar a quienes tienen empleos no calificados, entre quienes se cuentan muy seguramente miles de personas nicaragüenses”, comentó Sandoval.

Los datos del índice mensual de la actividad económica muestran caídas en sectores importantes para el empleo migrante.

Según este indicador, a octubre del 2015, la agricultura cayó 3,22%, comparada con igual mes el año anterior y la construcción un 1,93%.

De acuerdo con el estudio citado, 1 de cada 3 hogares receptores de remesas en Nicaragua recibe dinero desde Costa Rica.

La Nación