ESTA SEMANA SE FIJARA NUEVA BAJA EN TARIFA ELÉCTRICA

None
Estimaciones preliminares apuntan a que entre enero y marzo se habría producido un ahorro de 40 millones de dólares, según el presidente de la Cámara de Energía de Nicaragua (CEN), César Zamora. De hecho, según el informe de Comercio Exterior a febrero de este año que publicó el Banco Central de Nicaragua (BCN), la factura petrolera y sus derivados en el primer bimestre se redujeron 22 por ciento con respecto a igual periodo del año pasado, principalmente por el abaratamiento del petróleo. Entre enero y febrero de este año el gasto solo por la compra de petróleo, es decir sin incluir otros derivados, pasó de 50.3 millones de dólares en igual periodo del año pasado a 25.27 millones de dólares. Esto significó para el país un alivio de unos 25 millones de dólares. El fuel oil, combustible que se usa para generar energía en Nicaragua, es un derivado del petróleo. A nivel global la factura petrolera y sus derivados se situó en 86.1 millones de dólares, inferior a los 111.7 millones de dólares en similar lapso de 2015. Zamora indicó que hasta el momento no puede deducir de cuánto será la baja hasta que el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) y el Instituto Nicaragüense de Energía (INE) se sienten esta semana a cotejar los números para precisar cuánto bajará la tarifa. Pero el economista Sergio Santamaría dijo ayer que tomando en cuenta el comportamiento del petróleo a nivel internacional en los tres meses anteriores, la reducción debería andar en el diez por ciento adicional al cuatro por ciento aprobado el pasado 14 de enero de este año, tras haberse obtenido un ahorro de 34 millones de dólares al terminar 2015, que fue distribuido en tres rubros. Santamaría sostuvo que en el contexto actual de caídas en los ingresos por exportaciones y daños por la sequía, bajar la tarifa eléctrica permitiría compensar esas afectaciones en los distintos sectores económicos. Además ayudaría a darle mayor poder de compra a los hogares. “Si yo le doy más capacidad adquisitiva a las familias a través de rebaja en la tarifa es posible que estos hogares decidan hacer inversiones en productos de consumo duraderos, como es la compra o mejora de una vivienda o bien impulsar iniciativas de emprendimiento empresarial para que se puedan mejorar los niveles de ingresos en las familias”, sostuvo Santamaría. No obstante, la CEN dijo que si en cada revisión se lograba reducir la tarifa un cuatro por ciento, al finalizar el año se tendría una baja del 12 por ciento adicional al diez por ciento del año pasado. LA PRENSA