NICARAGUA MANTIENE CALIFICACIÓN CREDITICIA DE “B2”

Moody´s Investors Service actualizó la Opinión Crediticia de Nicaragua, manteniéndole la calificación de la deuda soberana de largo plazo en moneda nacional y extranjera en “B2” con perspectiva estable.

Según Moody’s, las principales fortalezas de Nicaragua son: un crecimiento económico sostenido del 4% al 5%; altos niveles de inversión extranjera directa; baja carga de pago de intereses debido a la alta proporción de deuda externa concesional; y una alianza estratégica con el sector privado.

De acuerdo a Moody´s, los retos del país son el déficit de cuenta corriente, el alto nivel de deuda del gobierno denominada en moneda extranjera, el bajo ingreso per cápita, entre otros. Asimismo, Moody’s señala que Nicaragua enfrenta potenciales obstáculos en el escenario político internacional.

Moody’s resalta como positivo el hecho que Nicaragua es una de las economías latinoamericanas con mayor crecimiento en la región, así como la estrecha relación del gobierno con el FMI y los bancos multilaterales de desarrollo, y los bajos déficits fiscales que ha registrado el país.