Funides: 143 mil personas cayeron en pobreza por crisis política

Si la crisis se prolonga por el resto del año implicaría “impactos devastadores” para la economía nicaragüense
Archivo

La Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (FUNIDES), presentó un informe donde expone las fluctuaciones en la actividad económica del país como consecuencia de la crisis sociopolítica, que atraviesa desde hace cinco meses, y que ha dejado como resultado negocios cerrados, desempleos y más pobreza.

Funides presentó dos escenarios, si la crisis se prolonga por el resto del año, en la cual ambos implican “impactos devastadores” para la economía nicaragüense. Un primer escenario supone que las personas y las empresas se adaptarán a una “nueva realidad”, continuando con sus actividades económicas a menor intensidad. Para ello, la actividad económica se contraería 2.1 por ciento, en comparación con 2017, con pérdidas de 946.2 millones de dólares en valor agregado, señala el informe.

El segundo escenario supone que la violencia se intensifique por el resto del año, afectando en mayor medida al comercio, los servicios empresariales y la actividad del sistema financiero, principalmente por el continuo retiro de los depósitos en los bancos comerciales. Este impacto golpearía con mayor intensidad en la economía al presentar pérdidas de 1,214.2 millones de dólares en valor agregado, lo que se contraería en 4.0 por ciento en comparación con el 2017.

Situación de pobreza

Los despidos masivos y suspensiones en las diferentes empresas del país se han traducido en un aumento en el porcentaje de personas en situación de pobreza de 29.6 a 34.8 por ciento. Se estima que aproximadamente 143 mil personas han caído en situación de pobreza durante esta crisis.

Funides explica en su informe que el costo social del escenario dos sería más devastador. Alrededor de 1.2 millones de personas están en riesgo de caer en situación de pobreza si llegan a perder su empleo o si su ingreso se reduce considerablemente en los próximos meses.

“De verse afectadas todas estas personas los niveles de pobreza serían similares a los observados en la primera mitad de la década de los noventa, donde prácticamente la mitad de la población vivía en situación de pobreza”.

A julio de 2018 ya había 347 mil personas despedidas o suspendidas de sus puestos de trabajo, principalmente en las actividades de hoteles y restaurantes, comercio y construcción, que se estima representan el 76.7 por ciento del total de despidos y suspensiones.

Diálogo, la salida a la crisis

Funides destacó la importancia de reanudar el diálogo nacional como salida a la crisis sociopolítica, que una vez acordada la solución, lo siguiente sería “ejecutar acciones que permitan restablecer la confianza de los consumidores, los inversionistas, los turistas locales y extranjeros y los depositantes en el sistema bancario”.