Nicaragua retrocedió 4 años en la industria turística por crisis política

Archivo

El último informe presentado, este jueves, por la Cámara Nacional de Turismo de Nicaragua (Canatur), indica que los ingresos en el sector turismo nicaragüense se comparan con el año 2015, debido a la crisis sociopolítica que vive el país desde hace cinco meses.

De acuerdo a Canatur, las proyecciones realizadas para finales de 2018 revelan un retroceso “entre tres y cuatro años”. Para este año, Canatur pretendía alcanzar la visita de dos millones de extranjeros, pero ese objetivo es “prácticamente imposible con la situación que estamos viviendo”, dijo Lucy Valenti, presidenta de Canatur.

Esto provocará que el sector deje de “percibir 400 millones de dólares, en comparación con el pasado y más de 500 millones de dólares en comparación a las metas de este año”, fijada en mil millones de dólares.

El informe expone que el arribo de turistas a Nicaragua ha descendido en un 61 por ciento, y las personas que actualmente están llegando es por asuntos de negocios. “El turismo vacacional es prácticamente inexistente en este momento”, detalló Valenti.

En cuanto al desempleo, el estudio revela que el 72 por ciento delas empresas redujo su planilla en más de la mitad. Un 15 por ciento ha logrado sostener su planilla en un 80 por ciento, y el 13 por ciento de los negocios retienen a la mitad de sus empleados.

Valenti agregó que el 91 por ciento de las empresas tiene claro que necesidad más importante del turismo nicaragüense es “el clima de seguridad del entorno”.