FIDEG: Pobreza extrema se duplicó en área urbana

Foto/EFE

La Fundación Internacional para el Desafío Económico Global (FIDEG) presentó un informe del índice de la pobreza de los nicaragüenses, y la cual reveló que esta se ha duplicado a partir de 2016.

“Otra vez somos altamente vulnerables en términos de bienestar”, dijo Enrique Alaniz, economista de FIDEG.

El informe señaló que para el 2017, el 41.2% de los nicaragüenses vivían en condiciones de pobreza general y el 8.4% en pobreza extrema, comparados con 2009 -año base-. “Notamos tendencia hacia la baja apoyado por el desempeño del área rural”, explicó Alaniz.

Hasta el 2016, se registraba un incremento de pobreza extrema de 7.7%. En el 2017 subió a 8.4%. “Esto se da fundamental en el área urbana”, expresó el economista.

Enrique Alaniz brindó tres posibles escenarios de los números que se alcanzaría si se reduce el consumo: Si el consumo se contrae al 10%, la pobreza general aumentaría el 13% y la pobreza extrema aumentaría un 26%. Esto supondría que la pobreza general quedaría en 46.6% y pobreza extrema en 10.6%.

Por otro lado, si la contracción del consumo es “un poco mayor”, suponiendo un 20%, se podría esperar una pobreza de 51.9% y un 12.8% de pobreza extrema. Y en el peor de los escenarios, el consumo se contrae en un 30%, la pobreza general sería de 57.3% y la pobreza extrema de 15%.

Economistas han declarado que debido a la crisis sociopolítica el Producto Interno Bruto (PIB) de Nicaragua caerá un 3%, apoyados en los más de 184 mil desempleados que se registra en los últimos cinco meses, así como los 400 millones de dólares que ha dejado de percibir el sector turístico.

De acuerdo a la Cámara Nacional de Turismo de Nicaragua (Canatur), los ingresos en el sector turismo nicaragüense han mostrado un retroceso de cuatros.