Baja en precio de combustibles no compensa poder adquisitivo

Foto/Margin Pozo/VosTV

Ante el anuncio de que este domingo 11 de noviembre, los nicaragüenses tendrán un “suspiro” en el costo de los combustibles, casi de dos córdobas menos por litro, el economista Luis Murillo señaló que esto “no recompone el problema de perdida adquisitivo que ha tenido el derivado del petróleo”.

Esto, porque el petróleo WTI, de referencia para Nicaragua, ha venido presentando en las últimas semanas un abaratamiento en el precio, sin embargo, los puestos de combustibles nacionales mantenían congelados los costos. “Hay que tomar en cuenta que más de 20 a 25 semanas han aumentado (los precios) considerablemente, y, la disminución ha sido en centavos”, analizó Murillo.

“Cuando disminuyen (los precios), aunque sea de manera significativa, los precios son insensibles a la baja, es decir, estos aumentos han generado una especie de presión inflacionaria, que en el caso de Nicaragua está rondando los 6.5 por ciento”.

Y agregó: “Hay un problema estructural en Nicaragua, no hay una correlación entre el precio internacional del crudo y los precios derivados del petróleo”.

El economista aportó que el problema que existe con las empresas nicaragüenses es que hay complicidad para igualar los precios de los combustibles y así tener “ganancias extraordinarias”.

“Prácticamente lo que se da acá, es una especie de colusión entre las diferentes empresas porque la metodología que utilizan es, agarran cinco cotizaciones de combustibles a nivel internacional, luego le suman los gastos operativos, impuestos y ganancias, además se ponen de acuerdo para establecer precios bastante parecidos y obtener ganancias extraordinarias”, explicó.

El precio en la gasolina súper bajará 1.96 córdobas por litro, la gasolina regular 1.88 córdobas por litro y el diésel 0.78 centavos de córdobas por litro.