En vigencia reducción de la tasa de deslizamiento del córdoba

Este primero de noviembre entró en vigencia la reducción de la tasa de deslizamiento del córdoba frente al dólar, medida dictada por el Banco Central de Nicaragua, (BCN), que pasará del de cinco por ciento al tres por ciento anual, con lo que el córdoba seguirá su curso de devaluación frente al dólar, pero a menor ritmo.

En una entrevista a La Prensa, Guillermo Jacoby, presidente de la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua (APEN), espera que la medida no sea de largo plazo, y que en el corto plazo posiblemente el BCN deberá retornar la tasa del cinco por ciento, debido a que  viene a golpear la competitividad de las exportaciones y las remesas, que son los únicos motores de la economía que aún están en positivo.

A criterio de Jacoby el silencio del BCN y la poca explicación que dio en su nota de prensa, es lo que levanta incertidumbre en las empresas, porque las pocas razones que expuso sobre por qué adoptó la medida no convence a los agentes económicos, que aún siguen resintiendo los efectos de la recesión.

En su nota de prensa el Banco Central expuso en el segundo párrafo que la rebaja de la tasa de deslizamiento se adoptó por los adecuados indicadores económicos que registran en temas de las finanzas públicas, el superávit en la cuenta corriente de la balanza de pagos, el nivel de coberturas de las reservas internacionales y la estabilidad en el sistema nancieros. Esas justicaciones no convencen al sector privado. Sobre todo en momentos que el régimen debió aplicar duros ajustes en el gasto público del próximo año para tener un Presupuesto General 2020 relativamente equilibrado.