Dictadura inician revisión del salario mínimo

Luego de que la represión de la dictadura Ortega Murillo provocará que el salario mínimo se congelara en el país durante el año 2019, este jueves se instalará la mesa negociadora convocada por el Ministerio del Trabajo.

El secretario de la Central Sandinista de Trabajadores, Roberto González, señaló que es necesario que este año se mejore el salario que se estima se paga a más de 100.000 trabajadores.

“Nuestras informaciones nos indican que la tasa de inflación va a estar por encima del seis por ciento, segundo el deterioro del poder adquisitivo del salario de los trabajadores incluyendo que no hubo ajuste de salario el año pasado va a andar arriba del cinco por ciento, eso nos indica es que es muy probable, un ajuste del salario mínimo”, dijo el sindicalista en conferencia de prensa.

El Ministerio del Trabajo de Nicaragua decidió que el salario mínimo se congelaría en el 2019 y que se retomaría la negociación hasta este año.

El economista Luis Núñez considera que el salario mínimo es solo un indicador de los serios problemas económicos que enfrentan los nicaragüenses, como la calidad de vida y el subempleo.

“El punto no solamente es el salario mínimo, es también el salario en general es decir aquí hay un deterioro del nivel de vida de la población. El salario mínimo se congeló el año pasado, pero hay salarios que son muchos más que los que reciben el mínimo que están congelados desde hace años. No hay una política de empleo ni un mercado de empleo”, dijo el especialista a la VOA.

El Banco Central de Nicaragua informó esta semana, tras varios meses de evadir publicarla, qué 2019 se cerró con una tasa inflacionaria de 6.13 por ciento, la más alta en los últimos cinco años.

Además, el congelamiento de la paga mínima coincidió con la implementación de dos reformas económicas que dañaron severamente la economía familiar: la de la Ley 822, Ley de Concertación Tributaria; y el ajuste al reglamento de la Ley de Seguridad Social, que aumentó el peso de esta carga a trabajadores y empresarios.

Núñez considera que, los dos últimos años, en los que Nicaragua ha estado en crisis, la situación se ha complicado para los trabajadores asalariados, sumado a los incrementos en los costos de la canasta básica y servicios básicos como la energía eléctrica”.

“El panorama desde el punto de vista de ingresos de los trabajadores es bastante difícil, aquí hay un deterioro, un grueso de la población está trabajando en el sub empleo y el empleo informal, el salario mínimo es una mínima parte del gran problema que estamos teniendo”, explica el economista.

Mientras, el gobierno ha implementado el programa estatal de "economía naranja o economía creativa" para enfrentar el desempleo que vive el país, que según cifras oficiales ha permitido la creación de 58.870 nuevos empleos y 11.774 nuevos emprendimientos en toda Nicaragua.

Según datos presentados por Rosario Murillo, solo en enero de este año se contabilizaron 3.340 nuevos empleos generados por 668 negocios iniciados en los primeros 20 días de este mes.

Murillo manifestó que en total se abrieron 255 ventas de productos alimenticios; 233 pulperías, tiendas, ventas de ropa, misceláneas, venta y reparación de celulares y otros productos; 31 talleres de ebanistería, carpintería, construcción, mecánica, refrigeración y soldadura y 120 negocios de servicios, además de emprendimientos turísticos.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ