Economistas desmienten a presidente del banco central de Nicaragua

El presidente del Banco Central de Nicaragua, Ovidio Reyes, aseguró que se espera que este año el país se aleje de la recesión económica y el desempleo, índices que incrementaron producto de la crisis que vive el país.

“Nosotros estaríamos ya en una fase en que podríamos estar saliendo de esa situación y en 2020 podríamos estar viendo una recuperación, que es la que nosotros reflejamos en la información macroeconómica preliminar”, dijo Reyes.

“Tenemos una perspectiva de crecer 0,5% para 2020”, agregó.

De manera preliminar, Reyes dijo a medios oficiales que esperan que la economía el año pasado haya finalizado con una contracción de 4,5 por ciento, cuya tasa es alentadora si se compara con la del Fondo Monetario Internacional, que la sitúa en -5,7 por ciento.

Los indicadores que mantienen confiado al gobierno de que lo peor de la recesión ya pasó, son indicios de crecimiento en el terreno macroeconómico y monetario. El presidente del Banco Central de Nicaragua se mostró optimista al respecto.

“La base monetaria terminó creciendo un 14 por ciento y las reservas internacionales se acumularon en alrededor de 2.397 millones de dólares, casi los 2.400 millones de dólares. Entonces observamos nosotros una evolución monetaria ya al cierre del año muy positivo”, explicó.

“En diciembre habíamos esperado una recuperación, una expansión de la base monetaria y sus agregados, lo que efectivamente se produjo, incluso se produjo un fenómeno, de que se acumuló más liquidez del que nosotros esperábamos”, dijo Reyes.

El funcionario sostiene que para lograr la recuperación de 0,5 % son elementales tres factores: el financiamiento bancario, que el gobierno pueda conseguir dinero en el exterior para ejecutar proyectos públicos y que las exportaciones se mantengan en positivo.

“El año 2020 es un año en el que tenemos que afianzar la recuperación económica, un año en el que se tiene que asentar las bases para que Nicaragua vuelva a recuperar el sendero del crecimiento sostenido que tenía antes de la crisis sociopolítica de 2018”, agregó Reyes.

Opiniones contrarias al gobierno de Ortega

Sin embargo, el discurso del funcionario carece de credibilidad ante economistas locales, como Roger Arteaga.

“El hecho de haber ocultado todas las cifras de la economía de Nicaragua por todo un año no da ninguna credibilidad de todos los datos que hoy está presentando”, señaló Arteaga a la Voz de América.

“El hecho de que se haya incrementado la base monetaria y que los depósitos hayan dejado de caer, no significa que la economía está en recuperación, siempre es una economía que está en recesión que está en crisis”, añadió.

El economista apuntó a que la amenaza de nuevas reformas tributarias con fines de recaudación anunciadas para este año, solo incrementarán la recesión económica que vive el país.

Como parte del eje de prioridades de la Asamblea Nacional de Nicaragua, el gobierno del presidente Daniel Ortega pretende reformar 33 leyes, en su mayoría de índole económica, que según algunos expertos afectarán directamente al sector privado del país, y que el Banco Central de Nicaragua no tomó en cuenta para sus proyecciones.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ