Memoria y justicia

1.    Hay un deseo del régimen de eludir su responsabilidad de la represión generalizada y sus consecuencias. La sociedad civil no puede olvidar. Hay que presentar batalla por la defensa de la memoria de quienes fueron asesinados, torturados, amenazados y secuestrados por los paramilitares, fuerzas de choque, policías y militares.

2.    La obligación moral de la sociedad nicaragüense es conseguir la deslegitimación moral y condena del terrorismo dictatorial para reivindicar a las víctimas. No se puede recuperar las vidas, no se puede destruir el pasado, pero sí está en nuestras manos luchar contra la desmemoria, acabar con el miedo y construir el camino de paz, de dignidad y de justicia.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ