En medio del escándalo, Meghan Markle regresó a Canadá sin el príncipe Harry

Lo confirmó una vocera del palacio de Sussex. En el país norteamericano la esperaba el pequeño Archie, de ocho meses

La actriz estadounidense Meghan Markle volvió a Canadá, informó una portavoz el viernes, dos días después que la pareja anunciase su decisión de abandonar sus funciones como miembros de primer rango de la familia real británica.

“Puedo confirmar las informaciones de que la duquesa está en Canadá”, dijo una vocera de los duques de Sussex sin precisar cuando Meghan abandonó el Reino Unido o dónde se encuentra su esposo, el príncipe Harry.

La pareja sacudió a la monarquía británica y desairó incluso a la reina Isabel II al tomar la decisión de “dar un paso atrás” y renunciar a sus funciones en la Familia Real. Harry, de 35 años, hijo menor del príncipe Carlos -heredero al trono- y Meghan, de 38, anunciaron el miércoles que quieren instalarse parte del año en América del Norte.

                         

Ambos habían pasado las vacaciones de Navidad en Canadá con su hijo Archie, de ocho meses, en lugar de hacerlo con la familia real en la casa de campo de la reina en el este de Inglaterra.

La ex actriz californiana vivió en Canadá cuando trabajaba en la serie televisiva “Suits”. La pareja reapareció públicamente en el Reino Unido el lunes para una visita a la Casa de Canadá en Londres, su última aparición pública antes de su chocante anuncio.

El diario sensacionalista británico Daily Mail aseguró que Meghan se reunió en Canadá con Archie, que habría permanecido allí. Según ese medio, Harry, sexto en la línea sucesoria al trono británico, debería reunirse con ellos rápidamente.

Tras meses expresando su incomodidad con la presión mediática y las imposiciones como miembros de la familia real, los duques también decidieron poner fin a su relación oficial con la prensa y asumir “independencia financiera”, una decisión que provocó polémica en el país.

Citando a una fuente del Palacio de Buckingham, medios británicos afirmaron el jueves que los equipos de la reina Isabel II, su hijo Carlos y sus hijos William y Harry tienen instrucciones de trabajar “a un ritmo constante” para encontrar cómo llevar a cabo este decisión.

La salida de Harry y Meghan del primer rango de la familia real es cuestión de “días, no semanas”, dijo dicha fuente.

Los duques de Sussex habían reconocido en un documental en octubre sus dificultades con la exposición mediática propia de sus cargos, lo que les valió duras críticas de la prensa sensacionalista.

Esta nueva crisis podría empañar la imagen de la familia real, que vivió un difícil año2019 entre un accidente automovilístico y los problemas de salud del esposo de la reina, el príncipe Felipe, de 98 años, y la retirada del príncipe Andrés de todos los cargos públicos por sus vínculos con el fallecido pederasta estadounidense Jeffrey Epstein.

Tras su boda con Harry en 2018, Meghan había sido considerada como un soplo de aire fresco, pero la prensa británica luego se volvió contra ella, denunciando su comportamiento supuestamente caprichoso y atacándola por su conflictiva relación con su padre o su lujoso estilo de vida.

En respuesta a estas críticas, Harry querelló a varios diarios en octubre. Dijo que temía que su esposa sufriera el mismo destino que su madre, la princesa Diana, que siempre mantuvo una difícil relación con la prensa y murió en 1997 en un accidente de coche en París cuando era perseguida por paparazzi.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ