Brasil reportó 116 nuevas muertes por coronavirus y el total asciende a 1.057

Los infectados, en tanto, ya suman 19.638, 1.781 más que la víspera

Brasil superó el viernes la barrera de los mil muertos por el nuevo coronavirus, con el registro de 1.057 personas, 116 nuevos muertos en las últimas 24 horas. Además, el país sumó 19.638 contagios, de acuerdo con las autoridades sanitarias.

El ministerio de Salud insistió con que el número de contagiados debe ser mayor, debido a que actualmente sólo los pacientes graves y con síntomas claros están siendo testeados.

Te puede interesar: La OMS teme “un rebrote mortal” del coronavirus si los confinamientos alrededor del mundo se levantan demasiado rápido

La cantidad de fallecidos confirma la tendencia observada desde el martes de más de 100 muertos por día. El número de nuevas infecciones confirmadas fue cifrado en 1.781, frente a 1.930 el jueves y 2.210 el miércoles. Los nuevos contagios confirman la aceleración de la pandemia en este país de 210 millones de habitantes, en el que el primer enfermo de COVID-19 fue detectado el pasado 26 de febrero.

Desde que comenzó la pandemia, Bolsonaro ha pedido una rápida vuelta a la normalidad y ha infravalorado la importancia del coronavirus, además de criticar el aislamiento y distanciamiento social de la población como medida de contención.

La situación más grave se presenta aún en el estado de Sao Paulo, el más poblado del país, con unos 44 millones de habitantes, en el que el número de muertes llegó este viernes a 540, con 8.216 casos.

El Ministerio de Salud también expresó su preocupación por la creciente incidencia de la pandemia en el estado de Amazonas, que limita con Colombia, Venezuela y Perú, donde hasta ahora han sido confirmados 981 contagiados y 50 muertes.

En Manaus, capital de Amazonas, este viernes hubo una creciente actividad en el cementerio Parque Tarumá, el mayor de la ciudad, en el que hubo varios entierros de personas víctimas del COVID-19. En algunos hospitales de Manaus, como el Delfim Nasis, un centro de referencia, hasta han sido reservadas cámaras frigoríficas para eventuales fallecidos por causa de una pandemia que amenaza con expandirse por toda la región amazónica.

En el estado de Roraima, lindante con Amazonas y fronterizo con Venezuela, este viernes también se confirmó la muerte del primer indígena víctima de coronavirus en Brasil. Se trata de un joven de 15 años, miembro de la etnia yanomami y que residía en una aldea sin estructura hospitalaria, muy cercana a los límites con Venezuela.

También puede leer: Incautaron 3.000 litros en una gasolinera clandestina en Venezuela

El viernes, mientras tanto, el presidente Jair Bolsonaro, volvió a levantar la polémica al ignorar nuevamente las medidas de restricción impuestas por la pandemia de coronavirus y transitar por una calle de Brasilia, la capital del país.

En su boletín de situación diario, el Ministerio de Salud volvió a reforzar la necesidad de que, en las ciudades con mayor incidencia de coronavirus, se mantengan y hasta se refuercen las medidas para impedir el contacto entre las personas.

Esas recomendaciones se extienden a varias de las ciudades más importantes del país, incluida la capital, Brasilia, donde este viernes el presidente Jair Bolsonaro volvió a desoír los llamados del propio Ministerio de Salud.

En un vídeo difundido a través de la red social Twitter por su propio hijo, Eduardo Bolsonaro, se puede observar al mandatario en una panadería de la ciudad. Además, las imágenes muestran a Bolsonaro comiendo, bebiendo y siendo fotografiado con sus seguidores, que posan a su lado.

Aunque muchos de los seguidores llevan mascarillas para evitar el contagio, el presidente no lleva ninguna, tal y como ha informado el portal de noticias local G1. Actualmente, las panaderías de la capital del país solo pueden vender sus productos si son para llevar, pero no de forma presencial en el establecimiento.

Además lea: Coronavirus, en directo: el avance de la pandemia y la búsqueda de la vacuna

Algunos residentes de Brasilia se han quejado de la presencia del presidente en la calle desde las ventanas y muchos han vuelto a criticar lo que consideran una actitud “laxa” por parte del mandatario frente a las medidas impuestas para frenar el avance del virus en el país.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ