El Reino Unido sumó 717 nuevas muertes por coronavirus y redujo la cantidad de infectados diarios a 4.342

La cifra de víctimas fatales subió a 11.329, mientras que los contagios bordean los 89 mil

La pandemia de coronavirus dejó otros 717 muertos en Reino Unido, con lo que ya suman 11.329 los decesos causados por la COVID-19 en suelo británico.

Además, casi 4.500 personas dieron positivo a la COVID-19 en las últimas 24 horas, lo que eleva a casi 89.000 los infectados desde el inicio de la epidemia. La cifra es un descenso con respecto a los 5.288 contagios reportados el domingo. En cuanto a los fallecidos, también se reportó un descenso de 20 víctimas con respecto a la víspera.

Aunque el ritmo de crecimiento parece haberse ralentizado, lo que indicaría que las restricciones sociales funcionan, el Gobierno considera que aún no se ha alcanzado el pico de la pandemia

Nota Relacionada: Reino Unido registró 737 nuevas muertes por coronavirus y superó los 10.000 fallecidos

El domingo, el primer ministro, Boris Johnson, fue dado de alta tras una semana de internación, en la que pasó cuatro días en Cuidados Intensivos. Según el gobierno, dio negativo en las pruebas de coronavirus antes de abandonar el hospital, lo que confirmaría que ha superado ya la enfermedad Covid-19, aunque por el momento seguirá apartado de las funciones propias de la jefatura de Gobierno

También puedes leer: Francia registró un menor número de muertes por coronavirus en las últimas 24 horas

Sombrío panorama

El Reino Unido podría ser el país europeo con más muertes por el nuevo coronavirus, afirmó el científico Jeremy Farrar, miembro del equipo asesor del Gobierno británico.

En declaraciones a la BBC, Farrar constató que “las cifras en el Reino Unido han continuado aumentando” y dijo que “es probable” que el país sea “uno de los más afectados, o el más” por la pandemia en toda Europa, por delante de Italia, España y Francia

También puedes leer: España reportó 517 nuevas muertes por coronavirus y una baja en los contagios diarios: 3.477

El director del prestigioso centro de investigación médica Wellcome Trust alabó la labor de análisis para detectar casos de contagio realizada en Alemania, que ha permitido al Gobierno alemán limitar el número de muertes a menos de 3.000 de momento y preparar a los hospitales. Además, dijo que es “seguramente inevitable” que haya un segundo y hasta un tercer brote del virus, y opinó que “la única salida” a la pandemia es una vacuna o un tratamiento para la enfermedad.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ