Estados Unidos comenzó a depositar los fondos de ayuda por el coronavirus en las cuentas de los ciudadanos

Cualquier adulto que gane entre 75.000 y 99.000 dólares anuales en ingreso bruto ajustado recibirá un pago de hasta USD 1.200. El monto disminuye gradualmente. Los padres también reciben pagos de 500 dólares por cada niño
Reuters

Los estadounidenses están empezando a ver en sus cuentas bancarias los primeros pagos para mitigar el impacto económico de la pandemia del coronavirus.

El Servicio Interno de Impuestos (IRS, por sus siglas en inglés) tuiteó el sábado que había comenzado a depositar los fondos en las cuentas de los contribuyentes y que trabajará para que salgan lo más rápido posible. El Congreso aprobó estos pagos únicos dentro de un paquete de alivio de emergencia para hacer frente al daño causado por la enfermedad COVID-19

Te puede interesar: El FMI estimó que la economía de América Latina se contraerá 5,2% en 2020 por la pandemia del coronavirus

El momento exacto en el que la gente recibirá su dinero depende de varios factores, incluyendo su nivel de ingresos y el método para la entrega del pago. El Tesoro dijo que decenas de millones de personas recibirán depósitos directos para el miércoles.

Beneficiarios y excluidos

Cualquier adulto que gane hasta 75.000 dólares en ingreso bruto ajustado y que tenga un número válido de Seguridad Social recibirá un pago de 1.200 dólares.

El pago disminuye gradualmente para los que ganan más y desaparece en el caso de los que tienen ingresos superiores a 99.000 dólares. Para las parejas casadas, los dos adultos recibirán 1.200 dólares, y la disminución comenzará a partir de los 150.000 dólares de ingresos y llegará a cero en el caso de las parejas que ganan 198.000. Todos los pagos se efectuarán con base en los ingresos. Los que ganan menos los recibirán primero.

Los padres también recibirán pagos de 500 dólares por cada niño que tenga derecho a ello; esto es generalmente para los que tienen 16 años o menos.

Para los cabezas de familia con un hijo, el beneficio comienza a reducirse a partir de los 112.500 dólares de ingreso y llega a cero a los 136.500.

A todos los que se les haga un pago se les enviará un aviso escrito dentro de los 15 días siguientes en el que se especificará cuánto se recibió y cómo se mandó. El IRS indicó también que la app permitirá a los contribuyentes rastrear el estatus de su dinero.

El Secretario del Tesoro de EEUU Steven Mnuchin (REUTERS)

Incluso los que sólo son sujeto de pagos de la Seguridad Social u otros programas de prestaciones del gobierno pueden recibir un cheque.

Las personas con ingresos elevados están excluidas, así como cualquiera que carezca de un número válido de la Seguridad Social.

Si alguien depende de los ingresos de otra persona, como un hijo adulto o estudiante, no recibirá un pago

Además lea: Covid-19 avanza en El Salvador: se confirman 12 casos, 10 de ellos por contagio local

Las personas que no son ciudadanos estadounidenses y que aún no tienen una tarjeta de residencia o no han cumplido con el requisito de residencia del IRS llamado “prueba de presencia sustancial” no tienen derecho a recibir un cheque. La gente que presentó la forma 1040-PR o la 1040-SS para 2019 no tienen derecho; estas son formas del IRS utilizadas para ciertos tipos de ingreso por autoempleo en Puerto Rico.

Deposito automático

Para recibir el cheque, la mayor parte de la gente no tiene que hacer nada.

Los cheques llegarán por depósito directo si un contribuyente incluyó la información relevante en su declaración fiscal presentada este año o el año pasado.

Algunos estadounidenses no están obligados a presentar una declaración fiscal, tales como los contribuyentes de bajos ingresos, los que reciben pagos de la Seguridad Social, algunos veteranos de las fuerzas armadas y personas con discapacidad.

Tras un forcejeo con los legisladores, a la larga el Departamento del Tesoro y el IRS decidieron que los que reciben pagos de la Seguridad Social y los jubilados del sistema ferroviario, que normalmente no están obligados a presentar su declaración fiscal, no necesitarían presentar una solicitud sencilla de devolución de impuestos para recibir el pago

Recuerde leer: Coronavirus: España comenzó el reparto gratuito de 10 millones de mascarillas

Cualquier otra persona que normalmente no está obligada a presentar su declaración fiscal y que no recibe pagos de la Seguridad Social tendrá que presentar una solicitud abreviada de devolución para recibir el pago. El Tesoro dio a conocer el viernes una herramienta en línea que permite que estas personas que no suelen declarar se registren con mayor rapidez para recibir su cheque.

Si alguien no presentó una devolución fiscal para el año fiscal de 2018 o 2019, el IRS la exhorta a que lo haga lo más pronto posible.

Y para las personas que presentaron su declaración durante esos años, pero no incluyeron información para que les hagan un depósito directo, el IRS planea tener disponible una aplicación llamada “Get my Payment” (“Denme mi pago”) esta misma semana que les permitirá añadir la información de su banco para recibir el depósito.

Para todos los demás, el gobierno enviará un cheque por correo.

En un memorándum emitido hace algunos días, los legisladores indicaron que los cheques de papel no empezarán a enviarse por correo hasta mayo. Y como esos cheques serían emitidos a un ritmo de unos 5 millones por semana, el proceso podría extenderse hasta agosto.

Sin embargo, el Tesoro dijo que los pagos en cheque comenzarían en los próximos días de abril. No confirmó una fecha exacta, ni cuánto tiempo llevaría completar esas distribuciones. Pero sí dijo el lunes que prevé que “una gran mayoría de los estadounidenses que tienen derecho” recibirán su pago en las próximas dos semanas.

Otro programa supervisado por el Tesoro, el Programa de Protección de Nóminas para los negocios pequeños, también comenzó a emitir pagos el fin de semana.

Riesgo de fraudes

Además, el IRS está exhortando a la gente a tener cuidado con posibles fraudes relacionados con los pagos de compensación por el impacto económico del coronavirus.

El servicio fiscal jamás llamará por teléfono, ni enviará mensajes de texto, correos electrónicos ni contactará a la gente vía las redes sociales para solicitarle información personal o de sus cuentas bancarias. También les advierte a los contribuyentes que tengan cuidado con los correos electrónicos con archivos adjuntos o links que aleguen tener información especial acerca de estos pagos o reembolsos.

(Con información de AP)

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ