Imágenes satelitales ubicaron el tren privado de Kim Jong-un en medio de los rumores sobre su muerte

Medios chinos aseguran que el norcoreano ya murió y sitios japoneses, que está en estado vegetativo. Ahora, salieron a la luz fotos de la formación exclusiva que suele transportar al dictador

La vicedirectora de la televisión por satélite de Hong Kong HKSTV, Shijian Xingzou, aseguró que el norcoreano ya estaba muerto. Lo afirmó para sus 15 millones de seguidores en la red social chino Weibo, citando "a una fuente muy sólida”, aunque no dio más detalles. El medio norteameircano TMZ recogió este testimonio y lo publicó en su web.

Un poco menos drástico, aunque aún con pronóstico pesimista, un informe del semanario Shukan Gendai en Japón difundió que el dictador de Corea del Norte está en “estado vegetativo” después de haber sido operado del corazón a principios de mes. El medio citó a un médico chino enviado como parte del equipo para tratar a Kim Jong-un después de que un supuesto procedimiento cardíaco supuestamente dejara al líder norcoreano en grave estado. La fuente citada por el medio japonés, y también difundida por el británico Daily Mail, afirmó que Kim Jong-un “estaba de visita en el campo cuando se agarró el pecho y cayó al suelo”. Informó, además, que un médico que estaba con él en ese momento le hizo la reanimación cardiopulmonar y lo acompañó al hospital.

En medio de estos rumores, fotos satelitales difundidas por Reuters muestran que un tren de 250 metros de largo perteneciente al dictador ha sido visto cerca de su complejo vacacional de Wonsan el jueves pasado.

Aunque el paradero de Kim sigue siendo desconocido, la presencia de la formación en una estación de tren cercana reservada para la familia Kim en la zona de ‘élite’ de la costa este sugiere que él o alguien de su entorno más cercano ha visitado el escondite, reportó el sitio web de noticias 38North. Las fotos, del 23 de abril, muestran al tren preparándose para salir.

El complejo Wonsan incluye nueve grandes casas de huéspedes y un centro de recreación, así como un campo de tiro y un muelle cubierto que se cree que es para un yate. En el centro del terreno hay un gran edificio que fue construido unos años después de que Kim Jong- un llegara al poder, en 2014.

Kim apareció en público por última vez el 11 de abril, cuando fue visto en una reunión de gobierno. Días después faltó en las celebraciones por el cumpleaños de su abuelo, el fallecido fundador de Corea del Norte Kim Il-sung, una de las festividades más importantes del país.

El norcoreano, cuya edad se estima en 36 años, ya ha desaparecido de los medios de comunicación norcoreanos en el pasado. En 2014 no se lo vio durante un mes y en su reaparición cojeaba de una pierna. Las especulaciones sobre su salud se nutren del hecho de que Kim es un gran fumador, sufre obesidad y en su familia hay toda una historia de problemas cardiovasculares.

El procedimiento de ocultar información sobre sus dictadores es usual en Corea del Norte. Cuando el padre de Kim Jong- un, Kim Jong-Il, sufrió un derrame cerebral en 2008, los medios de comunicación de Corea del Sur informaron en ese momento que los médicos chinos participaban en su tratamiento junto con los franceses. La fecha de muerte oficial de Kim Jong-Il fue recién el 17 de diciembre de 2011 y muy pocos detalles sobre sus momentos finales salieron a la luz.

Sin información oficial, en las últimas horas se conoció que China ha enviado un equipo a Corea del Norte que incluye expertos médicos para asesorar al líder norcoreano Kim Jong-un.

De acuerdo al periódico Daily NK, de Corea del Sur, Kim estaría recuperándose de una operación cardiovascular a la que fue sometido el 12 de abril de acuerdo a una fuente norcoreana. Por otro lado funcionarios del gobierno surcoreano y un funcionario chino del Departamento de Contactos Internacionales negaron que Kim estuviera en grave peligro, como se especulaba. Tampoco se ha detectado actividad inusual en Corea del Norte, reportaron.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, dijo el jueves que los reportes sobre la difícil situación de salud de Kim eran “incorrectos”. El viernes una fuente en Corea del Sur dijo a Reuters que los informes de inteligencia mostraban que Kim estaba vivo y que se mostraría pronto en público, aunque no hacían referencia a si había tenido lugar una operación. En tanto un miembro de los servicios de inteligencia de Estados Unidos indicó que aunque Kim tiene serios problemas de salud preexistentes no había razones para creer que se encuentre en grave estado actualmente.

Cuando se le preguntó sobre la salud de Kim, el Secretario de Estado Mike Pompeo se mantuvo en la línea de Trump: “No tengo nada que pueda compartir con ustedes esta noche, pero el pueblo estadounidense debe saber que estamos observando la situación muy de cerca”.

El viernes, una fuente surcoreana dijo a Reuters que su información de inteligencia indicaba que Kim estaba vivo y que probablemente aparecería pronto. Y un funcionario conocedor de los aparatos de inteligencia norteamericana dijo que se sabía que Kim tenía problemas de salud pero no tenían ninguna razón para concluir que estaba gravemente enfermo o no podía eventualmente reaparecer en público.

Corea del Norte es uno de los países más aislados y secretos del mundo, y la salud de sus líderes es tratada como un asunto de seguridad estatal. Reuters no ha sido capaz de confirmar independientemente ningún detalle sobre el paradero o la condición de Kim.

Históricamente, los líderes norcoreanos siempre han preferido el ferrocarril antes que el viaje aéreo. Durante la Guerra de Corea, el fundador del país comunista, Kim Il-sung, utilizó un tren como cuartel general.

Su hijo y heredero Kim Jong-il, que tenía miedo de volar, también se desplazaba en sus viajes a Rusia y a China en el tren verde oliva. En 2011, el mismo vehículo fue visto por última vez en Ulan-Ude, al sudeste de Rusia, cuando el padre del actual líder viajó para reunirse con Dmitry Medvedev, por entonces presidente de Rusia.

Tal era el pánico del dictador norcoreano que, según informó el periódico surcoreano Chosun Ilbo, en esa instancia viajó en un convoy de tres trenes: el primero para comprobar que las vías eran seguras, el del medio para viajar y el tercero para llevar al personal de apoyo. Además, el ferrocarril también cargaba dos Mercedes blindados para desplazarse desde y hasta su medio de transporte preferido.

Según el ex diplomático ruso Konstantin Pulikovsky, el tren de 22 vagones que utilizó Kim para viajar a Rusia en 2011 estaba repleto de lujos y adornos, incluyendo salas de conferencia, teléfonos satelitales, pantallas de televisión planas, langostas vivas y vinos finos de Burdeos y Borgoña. De acuerdo a imágenes difundidas en ese entonces por la emisora estatal, los suelos de los vagones estaban decorados con láminas de hierro a prueba de balas, mientras que la oficina del Líder Supremo tenía un tapizado de madera, un escritorio, una silla y un sofá de color camello.

Kim Jong-un, siguió la tradición familiar y utilizó una formación de 250 metros para asistir a la cumbre con Donald Trump en vietnam en 2019.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ