Estados Unidos aprobó el primer test de saliva recolectada en forma casera

La Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos (FDA) dio el visto bueno para la prueba desarrollada por la Universidad de Rutgers que permitirá un diagnóstico más rápido, fácil y seguro de COVID-19. Las personas podrán ahora tomar sus propias muestras en sus hogares y enviarlas luego a los laboratorios para su análisis.
AP

La agencia estadounidense de medicamentos autorizó este viernes la primera prueba para diagnosticar el nuevo coronavirus usando muestras de saliva recogidas en el hogar, según indicó en un comunicado.

El test que consiguió una autorización de uso de emergencia de la Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos (FDA), fue desarrollado por el Laboratorio de Genómica Clínica de la universidad de Rutgers. Los pacientes podrán ahora solicitar una receta para la prueba, recibir un kit en casa, luego recoger su saliva y enviarla al laboratorio para su análisis.

“Es una nueva opción para la recolección simple, segura y conveniente de muestras necesarias para la prueba, sin tener que viajar a un médico, hospital o sitio de prueba”, dijo el director de la FDA, Stephen Hahn.

Leer más: COVID-19 estrecha el cerco a la Casa Blanca

“Seguiremos trabajando contrarreloj para apoyar el desarrollo de pruebas precisas y confiables, como hemos hecho en todo momento durante esta pandemia”, agregó Hahn.

El test desarrollado por Rutgers es el único autorizado entre los que utilizan saliva, recalcó la FDA, que a mediados de abril había aprobado de emergencia este sistema de testeo con saliva, aunque no así la recolección en los hogares que ha sido permitida este viernes.

“Es importante recalcar que que esta no es una autorización general para la recolección casera de muestras de saliva y otros métodos, o para el testeo completo realizado en el hogar”, indicó el comunicado de la agencia.

La FDA autorizó 80 pruebas hasta la fecha, la mayoría de ellas en laboratorios públicos, privados y centros de investigación.

Leer más: Bajan cifras de muertos en Italia por coronavirus: en las últimas 24 horas fallecieron 194 personas

El 20 de abril, la agencia autorizó a una de las cadenas de laboratorios más grandes de Estados Unidos, LabCorp, a analizar muestras tomadas en casa por los pacientes en la parte posterior de la nariz, después de que los laboratorios demostraron que la calidad de la prueba fue la equivalente a la de test de laboratorio. En esos casos, las pruebas no fueron degradadas por el transporte desde las casas al lugar donde se procesan.

El sistema actual para la detección del COVID-19 requiere que el sanitario extraiga una muestra de la nariz o garganta del paciente. Para reducir el riesgo de infección, muchos hospitales y clínicas piden a su personal que tiren los guantes y mascarillas luego de estar cerca de un infectado o una persona que pueda haber contraído el virus. Y muchas instituciones tienen escasez de suministros básicos como guantes, mascarillas e hisopos.

Con información de AFP

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ