DW: México: "Ni la pandemia ha logrado disminuir las agresiones contra la prensa"

El lenguaje de Andrés Manuel López Obrador contra periodistas críticos a su gestión exacerba la situación de vulnerabilidad en la que se encuentra la prensa en México. Oenegés cuestionan a la agencia Notimex.

Sobre la base de testimonios del personal de la Agencia de Noticias del Estado Mexicano Notimex, la organización prodefensa de la libertad de expresiónArtículo 19, el laboratorio interdisciplinario Signa_Lab del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Occidente (ITESO) y el portal Aristegui Noticias revelaron los resultados de una investigación que constata el acoso y ataque selectivo que han sufrido exempleados de la agencia, y connotadas periodistas de investigación.

"Recibimos testimonios sobre el acoso e intimidación que estaban sufriendo, no solamente dentro del espacio laboral, sino a través de las redes sociales", afirma Leopoldo Maldonado, subdirector de Artículo 19 en conversación con DW. La investigación cita el testimonio de Manuel Ortiz, exdirector de Noticias Internacionales de la agencia, quien aseguró que, en abril de 2019, la directora de Notimex, Sanjuana Martínez, le pidió que atacara a periodistas como Dolia Estévez, Lydia Cacho, Anabel Hernández, Blanche Petrich, Carmen Aristegui, Marcela Turati y Guadalupe Lizárraga.

Lea Además: ¿Qué implicaría la designación de Venezuela como Estado patrocinador del terrorismo?

"El caso de Manuel Ortiz es sumamente preocupante porque obtuvieron fotografías de su familia en las redes sociales y publicaron fotos de su hijo de tres años. Ha sido una campaña muy agresiva, de estigmatización sexual, para tratar no solo de desprestigiar, sino también de intimidar e inhibir la denuncia de lo que está pasando al interior de Notimex. Ninguna de estas personas forma parte del viejo sindicato de la agencia, que es como se ha tratado de desviar la atención. Son personas que fueron contratadas por Sanjuana Martínez y fueron despedidas de manera injustificada porque no se prestaron a esos juegos", afirma Leopoldo Maldonado.

Bots y troles contra adversarios

El subdirector de Artículo 19 explica que Signa_Lab, de la Universidad Jesuita de Guadalajara, investigó a una serie de usuarios de las redes sociales que tenían características peculiares, una de ellas es que solo tuiteaban a favor de Notimex y de su directora, y atacando a estos periodistas y extrabajadores de Notimex. "En un día colocaban hasta 200 tuits. Esto apunta a una estrategia de la directora Sanjuana Martínez de utilizar bots y troles y de instrumentalizar las redes sociales para atacar a supuestos adversarios. Esto es preocupante porque la agencia de noticias del Estado mexicano, cuya función es informar, con veracidad e imparcialidad, está tergiversando su naturaleza, lo que implica de entrada la desviación de recursos públicos", afirma Maldonado.

El abogado destaca que se ha hecho un llamado a que la situación sea esclarecida por las instancias gubernamentales. "En el caso de la filtración de fotografías de menores de edad, que es un delito, pedimos una investigación de la Fiscalía General de la República (FGR). En la página internet de Notimex, el director jurídico Víctor Fernández Peña, rechazó las acusaciones y anunció que se han interpuesto denuncias ante la Fiscalía Especial de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE).

Lea Además: Senador Rubio pide incluir a Venezuela en lista de patrocinadores del terrorismo

En enero de 2019, Notimex se deshizo de su red de 18 corresponsales internacionales. "Cortaron todo contacto, ni siquiera se nos anunció que se nos había despedido", dice una de las personas afectadas que pide mantener su identidad en el anonimato para evitar represalias contra su familia. Los corresponsales extranjeros exigen una indemnización según el contrato laboral de cada uno y están representados por un abogado que ve su causa legal.

México, sigue siendo uno de los países más peligrosos para periodistas

"La situación para los periodistas no ha mejorado en lo absoluto. El año pasado, el primer año en funciones del presidente Andrés Manuel López Obrador, hubo 10 asesinatos y casi 250 agresiones físicas a comunicadores y periodistas en el país, más lo que se ha acumulado este año. Ni siquiera la pandemia ha logrado disminuir la ola de agresiones contra la prensa", afirma Grisel Salazar Rebolledo, académica en la Maestría en Periodismo sobre Políticas Públicas (MPPP) del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), en conversación con DW. 

La autora del estudio "¿Cooptar o reprimir? Intervenciones autoritarias sobre la prensa local mexicana", destaca que la problemática es estructural y que ha sido desatendida desde que irrumpió la guerra contra el crimen organizado en 2006. "La precariedad laboral, la falta de protocolos de protección en la que se desenvuelven los periodistas, las debilidades financieras y de capacitación pone a los informadores en una situación muy peligrosa. Esta profunda vulnerabilidad no se ha visto correspondida con ningún esfuerzo del actual Gobierno para modificar, por ejemplo, los mecanismos de protección".

A esta debilidad estructural, legal y normativa, según la experta, se suma el estilo de comunicación de López Obrador. "El presidente llama chayoteros a periodistas que lo critican. En el argot mexicano un chayotero es aquél que recibe dinero a cambio de escribir notas favorables, pero él engloba bajo este término a todas las plumas que le resultan incómodas", destaca Salazar Rebolledo. La investigadora afirma que el discurso de descalificación, de polarización es sumamente tóxico. "Cuando llama a la prensa fifí, adjetivos desafortunados como llamarla prensa prostituida o prensa sicaria, deja a los periodistas más solos y más golpeados, en un entorno de profunda soledad, sin respaldo de su gremio, de la redacción donde trabajan, pero tampoco de la ciudadanía para la que escriben".

Cobertura de COVID-19

Artículo 19 ha documentado 44 agresiones contra periodistas relacionados con la cobertura de COVID-19. "Casi la totalidad fueron cometidas por funcionarios públicos. Esto nos preocupa porque evidentemente hay un clima de animadversión contra la prensa, que proviene del discurso estigmatizante de la propia tribuna presidencial, y que reproducen otros funcionarios a nivel estatal y local". El abogado Leopoldo Maldonado explica que el Gobierno amaga con sancionar a los periodistas que cuestionan la estrategia oficial frente a la pandemia. "Lo que debe hacer el Gobierno es dar información clara y precisa de lo que está haciendo, sobre las medidas que se van a adoptar y evitar dar lugar a la especulación. Combatir la llamada infodemia con más información en vez de sanciones. Varios periodistas han resultado contagiados porque no se les da la mínima protección, la pandemia pone en el foco público la vulnerabilidad que vive la prensa en México".

Lea Además: OMS advirtió que el coronavirus podría quedarse para siempre

Por su parte, Vania Pigeonutt, periodista en los portales Pie de Página y Amapola Periodismo, resume que hay una crisis en el periodismo porque muchos medios redujeron sus plantillas laborales. "Muchos compañeros han sido despedidos, a otros se les ha reducido el salario. La reportera dice que no hay protección cuando se cubre la pandemia de COVID-19. "Nos estamos arriesgando porque el periodismo es una actividad esencial, si no cubrimos los espacios no se sabe nada, no lo dice nadie”, dice, y cita como ejemplo lo que sucede en la central de abastos, adonde llegan todos los víveres provenientes del resto del país que alimentan a la capital mexicana, que se ha convertido en un foco de contagio. "Abastece a millones de personas que van a comprar sus productos para revenderlos en mercados. Si te toca ir, te arriesgas aunque lleves tu careta de acrílico, visores y cubrebocas".  

Bernardo Torres, reportero que cubría para varios medios el acontecer en Guerrero, uno de los más golpeados por la crisis, se quedó sin trabajo. "Hace dos días fuimos despedidos ocho reporteros con el argumento de que no hay recursos para pagarnos. Otro diario en Chilpancingo, capital de Guerrero, recortó el salario de todos sus trabajadores a la mitad". Sin embargo, Torres no pierde la esperanza. Junto con otros comunicadores fundó la plataforma Pulso Informativo Guerrero. Aunque todavía no genera ingresos, los doce 12 comunicadores que integran la plataforma llenan los contenidos y prevén distribuirse los ingresos de publicidad, cuando los haya.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ