Disturbios y decenas de detenidos en Atlanta durante las protestas por la muerte de otro afroamericano

AP

La muerte de otro afroamericano Rayshard Brooks a manos de la policía, provocó disturbios y al menos 36 personas arrestadas en Atlanta en el marco de las renovadas protestas. 

Los manifestantes prendieron fuego el sábado al restaurante Wendy’s donde fue baleado Brooks la noche anterior y cortaron el tráfico en una autopista cercana. El fuego quedó extinguido para casi a la medianoche.

La balacera se produjo en un momento de gran tensión por la brutalidad policial y demandas de reformas en todo Estados Unidos tras la muerte de Floyd en Minneapolis el 25 de mayo. 

Las consecuencias de la muerte de Brooks fueron inmediatas. El primer agente, Devin Brosnan, se encuentra bajo despido temporal administrativo. El segundo, Garrett Rolfe, presunto autor de los disparos, ha sido despedido, y la jefa de Policía de Atlanta, Erika Shields, ha dejado el cargo.

La alcaldesa de Atlanta, Keisha Lance Bottoms, dijo que Shields, una mujer blanca nombrada jefa en diciembre de 2016, será reemplazada de forma interina por su número dos, Rodney Bryant, un hombre negro.

Los acontecimientos continúa bajo investigación. El incidente comenzó en el aparcamiento de un restaurante de comida rápida de la ciudad, esta pasada noche cuando, según el informe de la Policía, los agentes se acercaron a Brooks, de 27 años, que se había quedado dormido en su coche, y bloqueaba el paso de los clientes. La Policía realizó una prueba a alcoholemia a Brooks, que dio positivo, e intentaron ponerle bajo custodia.

(Con información de Europa Press, AP y AFP)

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ