CIDH reclama a Luis Almagro por no renovar contrato a Paulo Abrão

Archivo El Nuevo Diario

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) rechazó la decisión del Secretario General de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, quien informó que no renovará el mandato del Secretario Ejecutivo de la CIDH, Paulo Abrão.

En un comunicado, la CIDH expresó una enérgica protesta debido a que considera que la decisión es un embate contra su independencia y autonomía dado que la Comisión Interamericana, durante la sesión realizada en México del 8 al 9 de enero de 2020, decidió por unanimidad renovar el mandato a su Secretario Ejecutivo para el periodo 2020-2024.

“El día 15 de agosto de 2020, último día de la vigencia contractual, el Secretario General de la OEA comunicó a la CIDH, sin consulta previa, su determinación de abstenerse “de avanzar en el proceso de nombramiento del Secretario Ejecutivo” de la CIDH; lo que en la práctica se traduce en una negativa a extender el contrato laboral, trámite requerido para dar continuidad administrativa al mandato del Secretario Ejecutivo. La Comisión anuncia a la comunidad internacional que esa decisión unilateral del Secretario General constituye un franco desconocimiento de su independencia y autonomía, que busca la separación de facto del Secretario Ejecutivo, y dejar sin efectos la decisión de renovación adoptada 8 meses antes por la CIDH”, indica el comunicado.

Ante el comunicado de la CIDH, el Secretario General expresó que la no renovación se debe supuestamente a denuncias de carácter funcional que fueron presentadas ante los mecanismos institucionales encargados de garantizar y promover los derechos de los funcionarios de la organización y de procesar las reiteradas denuncias sobre posibles violaciones a sus derechos.

“A pesar de estar en conocimiento de decenas de denuncias, en algunos casos por meses, no se ha dado el traslado de las mismas a la oficina del Inspector General para su sustentación, lo cual debió ser realizado en definitiva por la Secretaría General. Esta falta de tramitación es un duro golpe a su credibilidad obviamente, la seria gravedad de las denuncias mencionadas en la necesidad de sustanciar la misma no ha permitido otorgar el visto bueno correspondiente a esa designación”, explicó Almagro.

Para Almagro, la no renovación no estáligada a temas de “institucionalidad” sino a denuncias interpuestas en contra del funcionario Abrão “La presunción de inocencia quedó asegurada, así que no hay impunidad e indefensión respecto a la denuncia de violación de derechos de la funcionarios. Es completamente falta de ética y repudiable pretender generar confusión, respecto a lo que constituye la responsabilidad de rendición de cuentas funcional individual de uno o más funcionarios y lo que constituye autonomía de la CIDH”, indica el comunicado de Almagro.

Leer más: Policías con AK y manifestantes con botellas de agua, el entrenamiento militar que reciben oficiales en Nicaragua

Al respecto, la CIDH argumenta que es inadmisible que se pretenda utilizar un informe institucional o la información de que se estaría iniciando una investigación administrativa, como fundamento de una decisión sobre la no renovación administrativa del Secretario Ejecutivo de la CIDH, en clara violación a los estándares reiterados del Sistema Interamericano de Derechos Humanos (SIDH).

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ