Bachelet insta a poner fin a la crisis provocada por la negativa a renombrar a Paulo Abrão

La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, instó a la Organización de Estados Americanos (OEA) a tomar medidas inmediatas que pongan fin al impasse con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) respecto al renombramiento de Paulo Abrão. 

En el comunicado, Bachelet instó a Luis Almagro y a la Comisión Interamericana a resolver el diferendo a través del diálogo.

“La Comisión Interamericana es un órgano imparcial muy eficaz y de gran confianza, cuya labor es sumamente apreciada”, dijo Bachelet. “Ha proporcionado un recurso vital a las víctimas de violaciones de los derechos humanos en las Américas y ha desempeñado un papel importante en la promoción de los derechos de los grupos vulnerables”.

Según la Alta Comisionada, es necesario que la CIDH se mantenga independiente y autónoma, incluso de la propia OEA.

“Esta es una situación muy perjudicial que corre el riesgo de minar la independencia y la probada eficacia de la CIDH”, dijo. “También está causando daños a la reputación de la OEA, así que espero que el asunto pueda resolverse pronto. Esto no debería tratarse de una cuestión de reputación personal, ni de lealtades políticas, ni de pérdida de prestigio – Esto debería ser sobre cómo trabajar para proteger los derechos humanos de cientos de millones de personas en todas las Américas en un momento de crisis masiva”, indica el comunicado.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ