Luisiana: Delta aumenta penurias a zonas afectadas por Laura

Voz de América

El día después de que el huracán Delta azotara el sur del ya afectado estado de Luisiana, los habitantes comenzaron de nuevo la rutina: esquivar coches volcados, cruzar zonas con agua hasta las rodillas para llegar a casas inundadas con techos estropeados y sin electricidad, y prometiendo reconstruir tras la tormenta.

Delta tocó tierra el viernes en la noche cerca de la localidad costera de Creole, en Luisiana, con vientos máximos de 155 km/h (100 mph). Después pasó por Lake Charles, una ciudad donde el huracán Laura dañó casi cada casa y edificio a finales de agosto. No se había informado de muerte alguna hasta el sábado en la tarde, pero las autoridades afirmaron que nadie estaba fuera de peligro.

Aunque Delta tuvo menos fuerza que Laura, de categoría 4, causó notablemente mayores inundaciones, dijo el alcalde de Lake Charles, Nic Hunter. Afirmó que centenares de casas en la ciudad se inundaron cuando ya estaban afectadas desde antes. La recuperación de las secuelas dobles será larga, sostuvo el alcalde.

LEER MÁS: Mujer tiktoker muere por disparo en la cabeza tras grabar video fingiendo su secuestro

"Sumen Laura y Delta y resulta simple y absolutamente sin precedentes y catastrófico", señaló Hunter. "Estamos muy preocupados de que con todo lo que está pasando en el país en este preciso momento, este incidente no tenga la atención nacional que debiera".

El gobernador de Luisiana, John Bel Edwards, dijo que no había informes de víctimas fatales hasta el sábado, pero el despertar de un huracán puede ser traicionero. Sólo siete de 32 muertes en Luisiana y Texas atribuidas a Laura ocurrieron el día que pegó el huracán. Una causa principal de las otras fue intoxicación por monóxido de carbono emitido por los generadores utilizados en inmuebles sin electricidad.

"Todo mundo debe tener mucha precaución incluso ahora, y en verdad, especialmente ahora", declaró Edwards.

LEER MÁS: Un hombre fue mordido por un tiburón en Miami

Delta, la 25ta tormenta con nombre de una temporada de huracanes sin precedentes en el Atlántico, fue la 10ma con nombre que azota este año territorio continental de Estados Unidos, rompiendo la marca de 1916, dijo el investigador Phil Klotzbach, de la Universidad Estatal de Colorado.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ