Biden relajaría restricciones de visa a estudiantes internacionales

El presidente Donald Trump hizo una serie de cambios a las normativas de las visas de trabajo o de estudiantes internacionales. El proyectado ganador de las elecciones, Joe Biden, estaría planificando revertir muchos de esos cambios. Aquí un vistazo a los cambios intentados e implementados por la administración Trump que Biden buscaría revertir.

Las reglas de inmigración para estudiantes internacionales en universidades de Estados Unidos han pasado por múltiples cambios bajo la administración Trump. En su plan de transición, el proyectado presidente electo Joe Biden propone cambiar algunas de ellas para relajar las restricciones en las visas.

Biden, no se refiere específicamente a estudiantes internacionales de licenciatura en su 'Plan para Asegurar Nuestros Valores como una Nación de Inmigrantes'.  Pero afirma que aumentará el número de visas para “la inmigración permanente basada en el empleo, y promoverá mecanismos para reducir temporalmente el número de visas durante tiempos de alto desempleo en Estados Unidos”.

Los estudiantes internacionales identifican las barreras que hay para las oportunidades de empleo permanente en Estados Unidos como una de las razones por la que algunos no escogen al país como un destino educativo, según el Instituto para la Educación Internacional (IIE, por sus siglas en inglés).

Las universidades estadounidenses inscribieron a más de un millón de estudiantes internacionales el año pasado, pero tras décadas de incrementos, la inscripción se ha estancado en los últimos dos años”, dice el IIE.

La emisión de visas de estudiante F-1 ha disminuido en los últimos cuatro años, según datos del Departamento de Estado. Durante el año fiscal 2016, se emitieron 502.214 visas F-1. En el 2017, el número fue reducido a 421.008.

Las visas de estudiantes son emitidas por el Departamento de Estado y administradas por el Departamento de Seguridad Nacional.

“Biden cree que graduados extranjeros de un programa estadounidense de doctorado deberían recibir una tarjeta de residencia con sus diplomas y que perder a estos altamente cualificados trabajadores ante economías extranjeras es un perjuicio a nuestra propia competitividad económica”, dice la página web del proyectado presidente electo.

La mayoría de los estudiantes internacionales vienen con visas F-1. Tras graduarse algunos solicitan participar en un programa que les permite trabajar en su área de estudio por hasta doce meses. Estudiantes especializados en ciencias, tecnología, ingeniería o matemáticas (STEM, por sus siglas en inglés) pueden extender su estadía laboral hasta los 24 meses.

Los estudiantes interesados en permanecer en Estados Unidos y adquirir experiencia laboral, especialmente aquellos en campos STEM, piden la visa H-1B después de su primer estadía laboral.

PUEDE LEER: Tormenta Iota se convertirá en huracán este domingo, alerta para Nicaragua y Honduras

Más del 30% de los estudiantes internacionales vienen de China y un 20% de India. Esos estudiantes típicamente buscan títulos en materias STEM, según el IIE.

El presidente Trump se enfocó en casos de robo de propiedad intelectual por parte de estudiantes internacionales que trabajaban en compañías estadounidenses o agencias federales, como el fundamento para reducir la inmigración de estudiantes. La administración también citó el espionaje entre estudiantes internacionales y trabajadores invitados para justificar las limitaciones a su acceso a Estados Unidos.

Los estudiantes internacionales contribuyeron 45.000 millones de dólares a la economía estadounidense y generaron 458.290 empleos en el año académico 2018-2019, según la Asociación de Educadores Internacionales.

Cronología

Septiembre 2020: El Departamento de Seguridad Nacional propuso una regla limitando las visas de estudiantes a un período fijo de cuatro años. Para permanecer más allá de ese plazo, los estudiantes internacionales tendrían que solicitar una extensión.

Asimismo, estudiantes de un país cuyos visitantes sobrepasen su estadía autorizada en más de un 10% o aquellos de países que el Departamento de Estado tenga en su lista de patrocinadores del terrorismo, serían limitados a dos años. El Departamento de Seguridad Nacional aceptó comentarios de la ciudadanía hasta el 26 de octubre y la regla sigue bajo consideración.

  • Julio 2020: La agencia de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) anunció una modificación que llevaría a los estudiantes internacionales registrados sólo en cursos virtuales en universidades estadounidenses, a estar presentes en los recintos universitarios durante la pandemia, o arriesgarse a ser deportados.

La modificación fue anulada luego que la Universidad de Harvard y el Instituto de Tecnología de Massachusetts presentaron una demanda contra ICE con firmas de apoyo de funcionarios de por lo menos 200 universidades estadounidenses.

  • Junio 2020: La administración Trump emitió una orden suspendiendo las visas H-1B, J y otras visas de trabajo temporal. La prohibición afectó a solicitantes hasta finales de este año.
  • Mayo 2020: El 29 de mayo, el presidente Trump emitió una orden ejecutiva prohibiendo que estudiantes de posgrado chinos con visas F o J pudieran entrar al país.

LE PUEDE INTERESAR: Evacúan a Waspam a pobladores de Bismuna y Cabo Gracias a Dios, zonas donde impactará Huracán Iota en Nicaragua

Las personas con visas J pueden participar en programas de intercambio académico de estudio y trabajo en Estados Unidos.

La Casa Blanca publicó varias declaraciones diciendo que China estaba involucrada en adquirir tecnología estadounidense y propiedad intelectual “en parte para robustecer la modernización de sus fuerzas armadas” y que algunos “estudiantes chinos de posgrado e investigadores posdoctorado operan como recolectores no tradicionales de propiedad intelectual. La orden no afectó a estudiantes chinos de licenciatura o a residentes permanentes.

China ha enviado el mayor número de estudiantes internacionales a Estados Unidos durante 10 años consecutivos: 369.548 de un total de 1.095.299 en 2019, según el Instituto para la Educación Internacional.

La regla estableció un “período máximo de estadía autorizada” para reducir las tasas de permanencia no autorizada y para disminuir “la confusión sobre cuánto tiempo se pueden quedar legalmente en Estados Unidos”.

  • Junio 2019: Estudiantes internacionales crearon peticiones o escribieron cartas citando los prolongados tiempos de procesamiento para las autorizaciones federales de empleo y le pidieron ayuda a sus universidades. Algunos estudiantes perdieron pasantías laborales y dinero gastado en vivienda y vuelos de avión.
  • Mayo 2019: El Departamento de Seguridad Nacional anunció aumentos en los cobros por gestiones inmigratorias de estudiantes internacionales, visitantes de intercambio y otras escuelas.

Para estudiantes internacionales con visas F o M, el cargo aumentó de 200 a 350 dólares. Para los visitantes de intercambio, el cargo por la visa J aumentó de 180 a 220 dólares. Las visas M le permiten a estudiantes internacionales participar en estudios vocaciones no académicos. Las visas J le permiten a estudiantes o académicos internacionales participar en programas de trabajo y estudio mediante intercambios con universidades estadounidenses.

Para escuelas con certificación vocacional, donde los estudiantes necesitan visas F o M, la solicitud de certificación pasó de 1700 a 3.000 dólares.

  • Mayo 2018: El Servicio de Inmigración y Ciudadanía (USCIS, por sus siglas en inglés) emitió un memorándum cambiando la forma en que calculan “la presencia ilegal” de no inmigrantes con visas F, J y M, y sus dependientes. Los graduados que sobrepasen en período de estadía de sus visas podrían afrontar bajo dicha política una exclusión de poder entrar a Estados Unidos durante 10 años.

SIGA LEYENDO: Observatorio Ciudadano reporta tres fallecidos por COVID-19 en la última semana

El cambio busca “reducir el número de casos en que se pasaban del tiempo de estadía” y para “mejorar como USCIS implementa las bases para no admisibilidad debido a presencia ilegal” en Estados Unidos”, indicó USCIS.

USCIS publicó un memorándum con una revisión a dicha política tras recibir retroalimentación del público.

Los afectados fueron personas con visas de inmigrante o no inmigrante de Irán, Siria, Sudán, Somalia, Libia y Yemen, incluyendo a estudiantes. La lista, desde entonces, ha sido enmendada y ahora aplica a 13 países.

El diario The New York Times reportó que unos 17.000 estudiantes en Estados Unidos fueron impactados por la prohibición, la mayoría de ellos en universidades en el nordeste del país y California.

Un reporte de la Voz de America 

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ