Guaidó: Maduro quiere “aniquilar la alternativa democrática en Venezuela” con elecciones

El presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, volvió a rechazar las elecciones a la Asamblea Nacional impulsadas por Nicolás Maduro al considerar que no se cumplen con “las mínimas condiciones” exigidas por la comunidad internacional.
EFE

Juan Guaidó aseguró que los comicios parlamentarios previstos para este domingo “no tienen nada que ver con la legitimidad” del presidente en disputa, Nicolás Maduro, porque “ya todo el mundo tiene muy claro que nadie va a reconocer ni va a dar legitimidad a este proceso, como ya sucedió el 20 de mayo de 2018”.

"Maduro está deslegitimado"

Con todo, lamentó la falta de credibilidad del proceso entre la comunidad internacional, después de que el Congreso de Estados Unidos o la Unión Europea rechazaran las elecciones para renovar los escaños de la Asamblea Nacional.   

“El 6 de diciembre en Venezuela se ha programado un proceso que el régimen de Maduro ha tildado de proceso electoral y que nosotros hemos rechazado por no contar con ningún tipo de condición de credibilidad”, manifestó el actual líder del parlamento venezolano durante una conferencia celebrada este sábado en la capital del país.

Puede leer: Donald Trump: Impondremos estrictas sanciones a las dictaduras de Nicaragua y Venezuela

Guaidó señaló que Maduro “sabe” que el proceso está “deslegitimado” por parte de organismos internacionales y “por eso negó la mediación con la Unión Europea”. “Si le interesara la legitimidad, habría accedido a simplemente diferir tres meses el proceso”, agregó al respecto, recordando que el mandatario en disputa “está marginado por la comunidad internacional y está señalado por delitos de lesa humanidad”.

El presidente encargado defendió “la defensa de la interlocución legítima del pueblo de Venezuela y la defensa de la democracia y la libertad en el país”, dos aspectos que, a su juicio, han sido rechazados desde el Palacio de Miraflores.

Críticas a las mediaciones fallidas

Al mismo tiempo, lamentó que las mediaciones en Noruega y en República Dominicana no dieran sus frutos y culpó a Nicolás Maduro de haber llegado hasta esta situación. “Su objetivo (el de Maduro) no es otorgar derechos a los venezolanos, es quitarlos para seguir secuestrando el poder”, advirtió durante su intervención ante los medios de comunicación.

                               

Considera que es “muy importante el reconocimiento del fraude” que se está produciendo en Venezuela por parte de organismos de todo el mundo. Principalmente porque, según dijo, el país se está jugando “la legítima representación y la existencia mínima de una alternativa en Venezuela”.

“Una alternativa que piensa o quiere aniquilar Nicolás Maduro, no es una legitimidad del proceso”, volvió a insistir.

"Que no se normalice la dictadura"

Por eso pidió a la comunidad internacional que “no se normalice una dictadura en pleno siglo XXI” que pretende “aniquilar la alternativa democrática en Venezuela”, al tiempo que manifestaba que altos funcionarios del Palacio de Miraflores, incluido Nicolás Maduro, enfrentan un juicio en la Corte Penal Internacional por “delitos de lesa humanidad”.

“Hoy no hay espacio para una relativización sobre la violación de derechos humanos”, dijo.

El presidente encargado criticó también la opacidad de las etapas del proceso y subrayó que “nadie sabe nada de las máquinas del software, del proceso de auditoría y del proceso de licitación”, algo que da más motivos para que se rechacen los comicios organizados por Nicolás Maduro.

Le puede interesar: Dictadores de Nicaragua, Venezuela y Cuba deben de "preocuparse" con triunfo de Joe Biden, explica analista

“El llamado a la Comunidad Internacional y a los venezolanos es a ratificar el rechazo al fraude, al intento de borrar la democracia en Venezuela una vez más”, insistía mientras pedía a la población quedarse en casa en medio de la pandemia del coronavirus. “Pedimos a los venezolanos que se queden en casa producto de una pandemia, mañana es un buen día para demostrar rechazo a los que expulsaron a más de 5,1 millones de venezolanos y rechazo y repudio a los que mantienen a más de 9,1 millones en inseguridad alimentaria”, manifestó Guaidó.

En esa sentido advirtió que el ejecutivo en disputa de Nicolás Maduro va a continuar con las represalias hacia sus contrincantes políticos. “Va a haber persecución, que es lo que pretende la dictadura, y esas amenazas no son nuevas ni son vacías”, apostilló.

Maduro defiende las elecciones

Por su parte, el presidente en disputa ha defendido completamente el proceso electoral y, hace dos días, admitió que si su partido no lideraba la Asamblea Nacional abandonaría la presidencia del país.

“Al pueblo se lo digo, dejo mi destino en sus manos: si vuelve a ganar la oposición, yo me voy de la presidencia. Si la oposición gana las elecciones, yo no que me quedaré más aquí”, declaró.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ