Organizaciones rechazan el plan de duplicar el número de soldados en El Salvador

San Salvador, 26 jul (EFE).- Cerca de una veintena de organizaciones humanitarias de El Salvador rechazaron este lunes el plan del presidente Nayib Bukele de duplicar en los próximos cinco años el número de soldados del Ejército y apuntaron que es señal de la falta de resultados en materia de seguridad.

Bukele anunció el pasado 19 de julio la implementación de la cuarta fase del gubernamental Plan Control Territorial, que consiste en incrementar el número de soldados de 20.000 a más de 40.000 en los próximos cinco años.

Lea Más: Presentan cargos de corrupción contra el expresidente salvadoreño Sánchez Cerén

David Ortiz, de la Fundación de Estudios para la Aplicación del Derecho (Fespad), señaló que es posible asumir con este anuncio que "el Gobierno no ha logrado tener control de los territorios dominados por los grupos de pandillas".
                                          
Agregó que esta medida también implicaría volver a la primera fase del plan, pero con "el agravante de implicar más al Ejército en tareas de seguridad".

La llamada Plataforma por la Seguridad Ciudadana rechazó el plan y exigió "reorientar los fondos" para "acciones de prevención de la violencia, atención a víctimas y efectiva investigación del delito", de acuerdo con un comunicado leído por Ortiz en una conferencia de prensa.

También llamaron a "romper con la tradición manodurista (de mano dura) y autoritaria de abordaje de la violencia e inseguridad y desarrollar políticas integrales que respondan a las causas profundas de la criminalidad, la exclusión y la discriminación".

Son más de 10.000 los militares desplegados en las calles de El Salvador en acciones de seguridad ciudadana, cuyo uso debe ser extraordinario, de acuerdo con los juristas.

No obstante, este tipo de medidas se vienen utilizando desde 1993, cuando el país había terminado su guerra civil (1980-1992).

PUEDE LEER: EEUU tilda de "despreciable campaña" arrestos de opositores en Nicaragua

El Gobierno atribuye al Plan Control Territorial una sensible baja de los homicidios a la llegada de Bukele al Ejecutivo en 2019, pero las cifras indican que al menos en el primer semestre del 2021 las muertes violentas se elevaron un 10,4 % en comparación con el 2020.

Cuando se lanzó el Plan Control Territorial diversas organizaciones alertaron sobre las posibles violaciones de los derechos humanos que se podrían generar al sacar a militares a las calles para las labores de seguridad.

La experta en temas de seguridad Jeannette Aguilar dijo a Efe que Bukele ha colocado como principal protagonista de su estrategia de seguridad al Ejército, institución que no se presenta únicamente como su mayor arma contra las pandillas, sino también como un escudo ante sus adversarios.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ