Borrell: “Hay que repensar cómo desarrollar las intervenciones exteriores”

Bruselas, 18 ago (EFE).- El alto representante de la Unión Europea (UE) para la Política Exterior, Josep Borrell, pidió este miércoles en una entrevista con Efe “repensar” la manera de desarrollar las intervenciones internacionales tras la recuperación de Afganistán por los talibanes, con los que busca dialogar para facilitar las evacuaciones de europeos y afganos en riesgo.

“Ha sido un hundimiento que demostraba la falta de voluntad de hacer frente a un conflicto. Eso quiere decir que tenemos que repensar la manera en que desarrollamos nuestras intervenciones en el exterior”, dijo Borrell sobre el colapso de las fuerzas de seguridad afganas, entrenadas por las tropas occidentales que permanecieron 20 años en el país asiático.

Lea Más: UE amenaza con nuevas medidas contra Bielorrusia un año después de las elecciones

Borrell, que el martes presidió una videoconferencia convocada de urgencia para hacer una primera evaluación de la crisis afgana, defendió que esas misiones de formación son “más necesarias que nunca”, pese a que “el hundimiento del Ejército afgano ha sorprendido a todo el mundo, debe haber sorprendido hasta a los propios talibanes”.

“EXTRAER LECCIONES”

El jefe de la diplomacia comunitaria manifestó que es necesario “repensar” la acción exterior.
                                                                 
Después de 20 años de guerra y de cuantiosos recursos humanos y materiales invertidos por el mundo occidental, “no hemos conseguido crear en Afganistán unas estructuras estatales que puedan defender los derechos humanos y, en particular, de las mujeres”, subrayó Borrell.

“Hay que extraer lecciones para saber de qué manera defendemos nuestros valores en el mundo y jugamos el papel que los europeos decimos querer jugar”, dijo a Efe, al tiempo que recordó que el Gobierno de Donald Trump decidió unilateralmente la retirada de las tropas estadounidenses de Afganistán y tampoco consultó con sus aliados el inicio de las negociaciones con los talibanes y el acuerdo con ellos que incluía la salida de las fuerzas internacionales del país.

En todo caso, el político español dejó claro que, “en este momento, nuestra preocupación no es de repartir responsabilidades, sino de encontrar soluciones a los graves momentos que estamos viviendo y a las personas que están en peligro”.

PRIORIDAD A LAS EVACUACIONES

Borrell dejó claro que ahora “la tarea más importante”, que abordaron el martes los ministros europeos, es “poner a salvo a las personas que están en riesgo”.

"No solamente evacuar a nuestros diplomáticos y a los nacionales europeos, que no son los que más riesgo sufren, sino a aquellos afganos que se habían comprometido más con nuestra presencia allí, que son centenares o miles de personas”, indicó.

El aeropuerto de Kabul, actualmente controlado por el Ejército estadounidense, es el objetivo que deben alcanzar las personas que deseen ser repatriadas o evacuadas.

LEA MAS: Turquía lucha por décimo día consecutivo contra los incendios en su costa sur

“Hay que llevar a la gente al aeropuerto, hay que hacerlo en un momento en que haya un avión que los pueda recoger (…) La cuestión es complicada de administrar”, explicó a Efe Borrell.

En ese contexto, consideró que “inevitablemente habrá que buscar también la colaboración de los talibanes, porque son los que controlan las vías de acceso al aeropuerto”.

“Hay que saber cuánto tiempo puede durar esta ventana de oportunidad”, apuntó, y añadió que, “por razones prácticas, habrá que hablar con el nuevo poder en Kabul, nos guste o no nos guste”.

AYUDA HUMANITARIA

Borrell consideró que la situación en Afganistán va a ser diferente a la de la guerra en Siria, que en 2015 causó una oleada migratoria hacia Europa, al tratarse de una región más lejana.

“Habrá que buscar formas de cooperación regional con todos los países de Asia Central y también con Turquía, que lógicamente va a ser un punto de paso”, comentó.

No obstante, el alto representante de la UE pidió “plantearnos también de qué manera vamos a ayudar a los afganos a hacer frente a las circunstancias difíciles en que van a vivir”, ya que pueden verse afectados por una crisis alimentaria a causa de las sequías y si se prohíbe a las mujeres trabajar en el campo.

“Vamos a tener que aumentar también la ayuda (humanitaria) a los afganos que se queden”, afirmó, mientras que la cooperación al desarrollo queda interrumpida "hasta que no sepamos quién es ese Gobierno y a qué se dedica, y le vamos a poner condiciones".

CAMBIO EN LOS EQUILIBRIOS DE PODER

Para Borrell, es “evidente que lo que ha ocurrido en Afganistán tendrá repercusiones en el equilibrio geopolítico mundial”, ya que "Rusia y China ya no van a estar en la misma situación que estuvieron en el pasado con respecto al nuevo Gobierno de los talibanes”.

LEA MAS: Raisí urge al fin de las sanciones mediante la diplomacia en su investidura

“Es evidente que China va a jugar un papel fundamental en el apoyo que pueda prestar al Gobierno de Afganistán”, señaló, y agregó que Europa “tendrá que repensar lo que significa su autonomía estratégica, su capacidad de actuar por sí misma en situaciones de crisis como esta”.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ