Uruguay expone en CELAC preocupación por situación política en Nicaragua, Cuba y Venezuela

Ciudad de México, 18 sep (EFE).- Los presidentes latinoamericanos abogaron este sábado por la integración política y económica de la región durante la VI cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) sin aportar iniciativas concretas pero con la voluntad de impulsar la recuperación económica afectada por la crisis de la pandemia. El Presidente de Uruguay, expresó su preocupación por la situación política en Nicaragua, Cuba y Venezuela, 

Durante el discurso, Lacalle hizo énfasis en que “cuando uno ve que en países no hay una democracia plena, no se respeta la separación de poderes, cuando desde el poder se usa el aparato represor para acallar las propuestas, cuando se encarcela a opositores, cuando no se respetan los derechos humanos, debemos decir con preocupación lo que ocurre en Cuba, Nicaragua y Venezuela”.

Destacó que la Celac no significa que esté "en desuso" la participación de la OEA y aseveró que aunque tanto los gobiernos nacionales como otros organismos son criticables "también son materia de cambio".

Pidió ocuparse de sus países y compatriotas pero al mismo tiempo apelas a la "cada vez más necesaria" solidaridad internacional.

LEER MÁS: Cancillería de Nicaragua rechaza candidatura de Argentina para presidencia del CELAC

Criticó que el mecanismo Covax para la distribución y acceso a las vacunas contra la covid-19 ha sido "deficitario" pues quienes no pudieron acceder a las compras directas quedaron relegados de los biológicos.

La presencia en la cumbre del presidente venezolano, Nicolás Maduro, motivó que el presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, destacase que su participación en la reunión no significaba el reconocimiento del Gobierno de Maduro.

                                                     
Tras el discurso de bienvenida del presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, los presidentes asistentes intervinieron por orden alfabético.

BOLIVIA

El presidente boliviano, Luis Arce, fue el primero en intervenir siguiendo un orden alfabético tras la intervención de López Obrador.

Arce criticó a la Organización de Estados Americanos (OEA) y reclamó un organismo "que funcione con prácticas democráticas y que responda a la realidad respaldando la soberanía de los países y sin que haya interferencias".

"La OEA no sirve", dijo Arce, quien alabó la tarea de México a favor de la Celac como un organismo que defienda que "el interés financiero no puede estar por encima del interés social".

SIGA LEYENDO: La Prensa de Nicaragua se reduce al mínimo para "garantizar la supervivencia"

CUBA

Por su parte, el presidente cubano, Miguel Diaz-Canel, denunció la "oportunista campaña de intereses de EEUU contra Cuba" y que se haya recrudecido el embargo estadounidense mientras se sufre "las condiciones por la pandemia".

"El intervencionismo de Estados Unidos es una violación flagrante de los derechos internacionales", dijo Diaz-Canel.

HONDURAS

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, destacó que " somos integracionistas por vocación y sabemos que en la unión está la fuerza. Los latinoamericanos debemos trascender en beneficio de nuestros pueblos".

Juan Orlando Hernández criticó el "acaparamiento inhumano de las vacunas porque los virus no conocen de fronteras".

Agregó la trascendencia de los daños causados por el cambio climático tras sufrir dos huracanes en 15 días el año pasado con grandes pérdidas estimadas en 1.800 millones de dólares.

Si a esta cifra se agrega el efecto de la pandemia, Honduras perdió el equivalente a cuatro mil millones de dólares, una tercera parte del presupuesto anual.

"Los efectos del cambio climático lo sufrimos los países en vías de desarrollo, no somos responsables del efecto pero si sus principales víctimas", aseguró Hernández.

El presidente hondureño destacó las cifras de reducción del narcotráfico en su país durante su mandato y la reducción de las tasas de homicidios por el combate contra los grupos criminales.

PERU

El presidente peruano, Pedro Castillo, hizo un llamamiento a los países latinoamericanos y del Caribe a "la unidad e integración de nuestros pueblos" y recordó que "la pandemia ha venido a quedarse en cada uno de los pueblos, no es solo un problema sanitario, es un problema histórico".

"Es tiempo de pasar a la acción, unidos lograremos todo, desunidos nada", aseguro Castillo en su primera intervención en un foro internacional desde su toma de posesión y su primer viaje al extranjero como presidente.

Castillo propuso que la Celac concrete iniciativas "para que nuestros pueblos cuentan la financiación internacional para reactivar las economías duramente golpeadas".

"La integración debe ser una tarea permanente para cumplir las grandes necesidad por encima de las comprensibles diferencias ideológicas", dijo.

Castillo destacó su apoyo a la creación de una agencia espacial de Latinoamérica propuesta por México y un fondo Celac para atender desastres naturales.

El presidente peruano subrayó la importancia de la ayuda de China y la Unión Europea y afirmo que su gobierno sostendrá "relaciones diplomáticas con todos los países sin ninguna discriminación".

ECUADOR

Guillermo Lasso, presidente de Ecuador, expresó su apoyo a la propuesta de su homólogo de México, Andrés Manuel López Obrador, de convertir a la región en algo similar a la Unión Europea.

"Me parece loable esa integración", afirmó. No obstante, señaló que lo que debería importar "es que los ciudadanos sean quienes estrechen lazos de beneficios y respeto mutuo".

Afirmó que fue así como se creó la primera versión de la Unión Europea "su integración fue social y luego económica", zanjó y aseguró que el mundo solo escuchará a la región "cuanto tengamos mercados comunes".

Indicó que es necesario que se libere el potencial creativo de los países de la región, además de que se abran nuevos mercados comerciales. E hizo un llamado a unir "nuestro destino de abajo hacia arriba, que tengamos una integración que ponga primero a ciudadanos latinoamericanos y del caribe", apuntó.

GUATEMALA

Alejandro Giammattei, presidente de Guatemala, coincidió con Lasso y aseguró que el camino hacia la recuperación tras la pandemia es cuesta arriba, pero costará más "si no logramos plena integración" en la región.

Resaltó la importancia de la solidaridad mundial y regional para abordar temas de salud, reactivación económica y los efectos del cambio climático en las poblaciones.

Pidió un acceso justo, transparente y universal a los medicamentos y vacunas contra la covid-19 el cual dijo está todavía "lejos de conseguirse" y aseguró que esto es necesario para retornar "a la ansiedad normalidad que se ve lejana y que no podré ser igual a antes del 2019".

Asimismo, señaló que propondrá en la próxima Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26) en Glasgow, Inglaterra, que declare a Centroamérica como una región "altamente vulnerable" para disminuir el impacto que tienen los fenómenos naturales cada año.

PARAGUAY

Mario Abdo Benítez, presidente de Paraguay, dijo que su presencia en la cumbre "en ningún sentido" representaba un reconocimiento al Gobierno del venezolano Nicolás Maduro, presente en la sala.

"Mi presencia en esta cumbre en ningún sentido ni circunstancia representa un reconocimiento al Gobierno de Nicolás Maduro. No hay ningún cambio de postura de mi gobierno y creo que es de caballeros decirlo de frente", afirmó.

Destacó el papel de organizaciones como la Organización de Estados Americanos (OEA) y la popia Celac, las cuales, dijo, reflejan la integración de los países y deben ser potenciadas para que la región sea fortalecida.

Criticó que el acceso a las vacunas contra la covid-19 no fue "justo, equitativo y oportuno", pero agradeció a México, Uruguay, Chile, Colombia, Brasil y Estados Unidos por el apoyo durante la pandemia.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ