Gobierno de Perú exonera el impuesto selectivo al consumo a los combustibles

Lima, 3 abr (EFE).- El Gobierno de Perú emitió este domingo una norma que exonera temporalmente el Impuesto Selectivo al Consumo (ISC) a la gasolina de 84 y 90 octanos y al diésel a fin de mitigar el impacto del alza de los precios de combustibles.

Mediante un decreto supremo publicado en el diario oficial El Peruano, el Ejecutivo oficializó lo que ya había anunciado la víspera el ministro de Economía y Finanzas, Óscar Graham, como parte de los acuerdos trazados con gremios de transportistas y agricultores para levantar el paro que acataron por seis días y que derivó en saqueos y destrozos en Huancayo, capital del céntrico departamento de Junín.

Lea Más: Rusia destruye dos refinerías ucranianas en menos de 24 horas

"Esta medida, estoy seguro, va a ayudar al sector transportes y con ello se evitará el incremento de precios de productos de primera necesidad que ha venido afectando a las familias peruanas", declaró este domingo el presidente, Pedro Castillo.
                                                 
Durante una ceremonia celebrada en Palacio de Gobierno de Lima, el mandatario recordó que la subida de precios de combustibles "no es culpa del Gobierno", sino que se debe a factores externos como el conflicto armado entre Rusia y Ucrania.

"No podemos intervenir en el control de precios", aseguró el gobernante, tras pedir a los sectores transporte y agricultura trabajar juntos por el desarrollo del país.

La norma estipula que su vigencia será hasta el 30 de junio de este año, aunque establece que el plazo podría ser prorrogado por un máximo de seis meses adicionales, "previa evaluación de la evolución del precio internacional del petróleo y su incidencia en los precios internos".

En este sentido, el ministro de Economía declaró en una rueda de prensa que la reducción del ISC generará menores ingresos para la caja fiscal, en un monto aproximado de 250 millones de soles mensuales, por lo cual, precisó, se hará una evaluación permanente del precio internacional de los combustibles para volver al cobro total del impuesto cuando la situación se normalice.

Además, Graham agregó que el Ejecutivo propondrá un proyecto de ley para exonerar el Impuesto General a las Ventas (IGV) de los productos que tienen un mayor componente en la canasta de consumo, entre ellos el pollo, el huevo, las harinas y fideos.

En el mismo afán de mitigar el alza en el precio de los combustibles, el Ejecutivo oficializó el martes pasado una serie de medidas técnicas, entre ellas la incorporación por tres meses de la Gasolina de 84 y 90 y el Gasohol de 84 al Fondo de Estabilización de los Precios de los Combustibles Derivados de Petróleo (FEPC).

En este fondo, lanzado en 2004 para evitar que la elevada volatilidad de los precios internacionales del petróleo se traslade a los consumidores peruanos, también se incluyó temporalmente al Diésel 2 y al Gas Licuado de Petróleo (GLP) a granel.

LEER MÁS: La tasa de desempleo en EEUU bajó al 3,6 % en marzo

Por otro lado, el ministro de Desarrollo Agrario y Riego, Óscar Zea, se refirió en la conferencia a las demandas del sector agrario ante la escasez de esta materia prima, que motivó el levantamiento de agricultores en Junín.

Al respecto, señaló que se necesitan alrededor de 1.400 millones de fertilizantes para abastecer el mercado agrario e indicó que se va a importa desde Bolivia, "que tiene un stock de 700 millones".

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ