INDIA: RESCATAN A 300 NIÑOS ESCLAVOS EN TALLER DE PULSERAS

Nueva Delhi. Cientos de niños traficados y esclavizados para fabricar pulseras han sido rescatados por la policía de la India durante una serie de redadas matutinas en la ciudad sureña de Hyderabad, reportó el canal de noticias local NDTV el viernes. En un allanamiento anterior el jueves, la policía encontró 87 niños -en su mayoría varones y algunos de sólo 6 años- hacinados en un taller de fabricación de pulseras en la ciudad. Cinco días antes, la policía encontró 220 niños al ingresar a talleres similares en otra parte de la ciudad, donde arrestó a más de 20 sospechosos. Imágenes de televisión mostraron a los niños encerrados en una habitación donde trabajaban y dormían. Los niños, quienes estaban sentados y continuaron decorando las pulseras laqueadas incluso después de que la policía y los periodistas ingresaran al lugar, dijeron que trabajaban desde las 09:00 hasta las 22:00 horas. "Tenían enfermedades crónicas de la piel y estaban desnutridos, traumatizados y visiblemente agitados", explicó a la AFP V. Satyanarayana, subcomisario para la zona sur de Hyderabad. "Los mantenían en habitaciones sucias y lúgubres, sin ventilación y expuestas a gases tóxicos". Los niños contaron que eran obligados a trabajar 16 horas diarias sin descansos y que de no obedecer, se les amenazaba con violencia o con dejarles sin comida, explicó el oficial. "Trabajamos desde la mañana hasta la noche. No nos dejan jugar. Quiero irme a casa y decirle al empleador, pero dijeron que no me dejarían ir a casa", dijo Joginder, uno de los niños rescatados. La policía dijo que los niños provenían en su mayoría de los estados de Bihar y Uttar Pradesh, en el noreste de India, y que los traficantes le dieron 5.000 rupias (unos 50 dólares) a sus empobrecidos padres como pago por sus hijos. Los niños rescatados serán enviados a un refugio hasta que sus familias puedan ser rastreadas, dijo la policía. Sin embargo, activistas dijeron que era requerida una mayor rehabilitación, dado que es usual que los niños rescatados vuelvan a caer en el tráfico por las precarias condiciones de sus familias. Miles de niños indios, en su mayoría de áreas rurales pobres, son llevados a la ciudad cada año por bandas de traficantes, quienes los venden para trabajo forzoso o los entregan a empleadores inescrupulosos, quienes prometen enviar sus salarios a sus padres. La mayoría de los niños termina como empleado doméstico o trabajando en fábricas de ladrillos, restaurantes ubicados en las rutas o pequeños talleres textiles y de bordado. En muchos casos, los niños son forzados a trabajar extensas horas bajo condiciones peligrosas. A menudo no se les paga y se extravían, y sus familias son incapaces de encontrarlos. No existen cifras oficiales sobre el número de niños trabajadores en India. Según el Índice Global de Esclavitud del 2014, el país alberga más de 14 millones de víctimas de trata de personas. Fuente: Reuters/ AFP