SALVADOREÑOS FELICES POR PRONTA SANTIFICACIÓN DE MONSEÑOR ROMERO

Mucha alegría se respira en El Salvador, luego de que el papa Francisco aprobara declarar mártir al obispo Oscar Arnulfo Romero, asesinado en marzo de 1980 por un francotirador del Ejército en medio de una homilía. Esta declaración acorta el camino para la beatificación y posterior santificación de Monseñor Romero, como lo llama el pueblo salvadoreño. El Papa aprobó la declaración el jueves último durante una reunión con los dirigentes del Vaticano y representantes de la Congregación de la Causa de los Santos. El secretario de Gobernabilidad y Comunicación, Franzi Hato Hasbún, expresó hoy su regocijo por este nuevo paso. Las llamadas redes sociales con la etiqueta #monseñorRomeroVive está muy activa en este país. Monseñor Romero, quien denunció incansablemente en sus homilías dominicales la represión militar y manifestó públicamente su solidaridad con las víctimas de la violencia, fue asesinado el 24 de marzo de 1980 mientras oficiaba una misa en la capilla del Hospital La Divina Providencia para enfermos de cáncer. Un día antes de que fuera baleado por un francotirador, el arzobispo hizo un llamado al Ejército para que pusieran fin a las masacres. "En nombre de Dios y en nombre de este sufrido pueblo, cuyos lamentos suben hasta el cielo cada día más tumultuosos, les suplico, les ruego, les ordeno en nombre de Dios: Cese la represión", pidió el arzobispo. La Comisión de la Verdad para investigar los crímenes durante el conflicto armado (1980-1992) concluyó que el mayor de inteligencia Roberto D'Aubuisson, fundador del partido de derecha Alianza Republicana Nacionalista, fue el autor intelectual del crimen. Fuente:Radio La Primerísima. Foto: elsavador.com