ALERTA EN DINAMARCA TRAS ATAQUE TERRORISTA

La primera ministra de Dinamarca, Helle Thorning-Schmid, describió como terrorista el ataque ocurrido este sábado durante un debate sobre blasfemia y libertad de expresión que se celebraba en la capital, Copenhague, y que dejó un muerto y tres policías heridos.

Thorning-Schmid dijo que el país ha reaccionado con ira y repulsa ante el ataque y añadió que Dinamarca seguirá luchando por la democracia y la libertad de expresión. Según los medios locales, dos hombres armados perpetraron el ataque y se dieron a la fuga en un auto Volkswagen Polo. La zona en la que se encuentra el café Krudttoenden, donde se desarrollaba el evento, fue acordonada como parte del operativo de búsqueda de los atacantes. El país está en alerta. Más de 30 disparos Los tiros, entre 30 y 40 de acuerdo a los reportes, se produjeron mientras hablaba el embajador de Francia, François Zimeray. Minutos después del ataque Zimeray escribió en la red social Twitter que no resultó herido. El embajador también le dijo a la agencia de noticias AFP que el tiroteo tenía "la misma intención que (el ataque contra) Charlie Hebdo", haciendo referencia al atentado del pasado 7 de enero contra trabajadores de la revista satírica en París. Un testigo de los hechos, Niels Ivar Larsen, relató a la agencia AP que oyó a alguien disparar un arma automática y a otra persona gritar. "La policía disparó de vuelta y me escondí detrás de la barra", precisó. ¿Ataque contra caricaturista? En el seminario participaba el controvertido caricaturista Lars Vilks, quien en el pasado dibujó a Mahoma y recibió amenazas por ello. En 2007 un dibujo suyo del profeta vestido como un perro despertó la polémica. Una de las organizadoras del evento de este sábado, Helle Merete Brix, le dijo a la agencia de noticias AP que considera el incidente como un claro ataque contra Vilks. En 2012, dos hermanos trataron de quemar la casa del dibujante en el sur de Suecia, y fueron detenidos y encarcelados. En la página de internet del dibujante se presentaba el debate como una conversación sobre si se deben imponer límites a la expresión artística o a la libertad de expresión. En una breve descripción del evento, se planteaba la pregunta de si los artistas pueden "atreverse" a ser blasfemos después del ataque contra la revista Charlie Hebdo.   BBC

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ