EDUCACIÓN PARA SER UN MIGRANTE

Filipinas es el país que proporciona enseñanza a sus habitantes para que aprendan a ser migrantes. El gobierno forma a decenas de miles de empleadas del hogar, chóferes, mecánicos y jardineros cada año con el propósito de enviarlos a servir en el extranjero. Para el Estado esto es beneficioso. Hay  aproximadamente unos 10 millones de exiliados económicos actualmente que envían remesas de divisas extranjeras, que son vitales para la economía filipina. Y, por otra parte, la demandada mano de obra actúa como una válvula de escape para un país que lucha por proveer empleos a una población que crece en más de dos millones al año. “Estamos orgullosos de lo que estamos haciendo”, “Somos héroes nacionales”, dijo María a BBC MUNDO,  una de las estudiantes que está en capacitación.   Fuente: BBC MUNDO