VENEZUELA: IDENTIFÍQUESE PARA PODER COMPRAR ALIMENTOS

La orden de instalación de unas 20.000 máquinas captahuellas en toda Venezuela para controlar la venta de alimentos ha sido interpretada por algunos sectores como una posible solución al contrabando de alimentos, mientras que otros denuncian que se trata de una suerte de libreta de racionamiento. La encuestadora Datanálisis estima que un 6 0% de las personas que hacen las filas luego revenden estos productos cuyo precio está regulado por el gobierno venezolano. Esta misma firma estima la cifra de la escasez en 58 %. Ante esta situación, el gobierno venezolano tomó la controversial medida: el consumidor debe poner huella dactilar en estas máquinas como requisito indispensable para adquirir 23 productos prioritarios como arroz, azúcar, papel higiénico, pollo y carne, así como productos de higiene personal y limpieza del hogar. El gobierno asegura que con estas captahuellas, que serán instaladas en cadenas públicas y privadas, podrán controlar la frecuencia en las compras y evitar las compras excesivas y de esa manera garantizar el abastecimiento y luchar contra el contrabando de alimentos que, según el gobierno, forma parte de una "guerra económica". Fuente: CCNN en español