IMPACTANTE VERDAD SOBRE EL PERIODISTA DECAPITADO EN ISLÁM

El periodista estadounidense James Foley, ejecutado en 2014 por el Estado Islámico, pudo haber escapado de sus captores, pero no lo hizo para no abandonar a su compañero británico John Cantlie, relata otro rehén del grupo, Javier Espinosa, quien logró escapar. "Foley y Cantlie probaron en dos ocasiones. La primera fue un rotundo fracaso, antes incluso de iniciarse. Les pillaron en la celda ensayando a desembarazarse de las esposas con una ganzúa que se habían fabricado", escribe Espinosa en un artículo para "El Mundo". En la siguiente ocasión, los terroristas descubrieron a Cantlie descolgándose por el muro. "Foley podría haber intentado huir en solitario, pero prefirió entregarse. "No podía dejar sólo a John", dijo", evoca su colega español. A su juicio, Foley demostraba así su enorme calidad humana. Según el relato del periodista español, quienes trataron de huir fueron objeto posteriormente de tremendas torturas por su comportamiento, incluidos intentos de ahogamiento. "Nos estuvieron asesinando literalmente durante varias semanas. Hasta que comprendieron que nos habíamos rendido. Qué no lo íbamos a intentar nunca jamás", recuerda Cantlie, que también ha logrado sobrevivir. Fuente: RT