COLOMBIANOS CORREN RIESGOS AL TENER CUENTAS DEPOSITADAS EN EL HSBC

En Colombia la plataforma de periodismo latinoamericano Connectas, que es parte del ICIJ, se asoció con Semana, El Espectador y Noticias Uno para analizar cada uno de los 286 clientes ligados a Colombia que aparecen en la llamada lista Falciani. Tras dos semanas de investigación, cruce de bases de datos y verificaciones, se encontraron a narcotraficantes y lavadores entre los clientes de HSBC, pero también familias de industriales, banqueros, amas de casa, profesionales de la salud, estudiantes y hasta un desempleado. Si bien la DIAN (Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales de Colombia), advirtió que no es delito tener depósitos en el exterior, sí se considera un acto criminal no declararlos. Y aunque algunos de los mencionados declararon que se trata de faltas que prescribieron, para las autoridades sus saldos pueden ser un punto de partida para indagar el origen de esos fondos. En Europa los fiscos de varios países usaron la filtración para recuperar 1.120 millones de euros. Desde hace varias semanas la DIAN dice estar detrás de los datos y que tienen la intención de pedírselos a Francia. Pero por ahora, según le informó la institución al equipo investigativo, aún están “ultimando los detalles relacionados con dicho intercambio”. Desde ya es claro que algunos de los clientes no van a tener mayores problemas. Uno de ellos es la Corporación Andina de Fomento (CAF), que registra el saldo más alto ligado con Colombia: US$57 millones a través de siete depósitos a nombre de cuatro ejecutivos apostados en el país. Enrique García, su presidente, explicó desde Caracas que son cuentas oficiales, que es dinero para inversión y que por el carácter supranacional de la entidad, está exenta de impuestos. Explicaciones similares deberán entregarles a la DIAN reconocidas familias de industriales. Fuente: El Espectador