LAS POTENCIAS MUNDIALES E IRÁN FIJARON LOS "PARÁMETROS CLAVE" PARA EL ACUERDO NUCLEAR

El secretario de Estado de los EEUU, John Kerry, anunció hoy en su cuenta de Twitter que las seis potencias mundiales e Irán tienen ahora "los parámetros" para resolver "los principales asuntos del programa nuclear"de la República Islámica. "Volveremos al trabajo enseguida para obtener un acuerdo final", agregó, a la vez que calificó de "buen día" la jornada en Lausana. Lo mismo confirmó el presidente de Irán, Hasan Rohani. El mensaje que publicó en las redes sociales destacó que la redacción de un acuerdo podría comenzar de inmediato y podría estar listo para el 30 de junio. "Hemos encontrado soluciones. Estamos listos para redactar de forma inmediata", anunció, por su parte, el ministro de Exteriores iraní, Mohamed Yavad Zarif, también en Twitter.
La jefa de política exterior de la Unión Europea, Federica Mogherini, escribió a su vez que se reunirá con la prensa después de la reunión final. "La plenaria ministerial final ha terminado en las conversaciones con Irán. Ahora vamos a encontrarnos con la prensa, junto a Zarif. Buenas noticias", adelantó.
De acuerdo con la agencia AFP, se habría acordado que el régimen reduzca de 19.000 a 6.000 sus centrifugadoras para enriquecer uranio. Eso incluiría unas 1.000 centrifugadoras situadas en Fordo, un centro de producción de combustible nuclear que puede ser utilizado para centrales atómicas como para armas nucleares.
El pacto, cuyos puntos clave deberían ser anunciados en Lausana, donde se encontraban reunidos los representantes de Irán, Estados Unidos, Rusia, Alemania, Francia, China y Reino Unido, tendría una vigencia de 10 años, según consignaron medios iraníes. El acuerdo nuclear prevé que el programa de enriquecimiento de uranio sea limitado y supervisado con "controles estrictos" por un período de hasta 25 años, mientras que el 95 por ciento de uranio ya producido por Irán deberá ser diluido o enviado al exterior, según un borrador al que ha tenido acceso la agencia de noticias EFE. El pacto prevé que la planta de enriquecimiento de Natanz sea la única en Irán, mientras que la instalación subterránea de Fordo será convertida en un centro científico civil, según Mogherini. En contrapartida, se levantarían las sanciones nucleares impuestas por EEUU y la Unión Europea (EU) contra Irán.   INFOBAE