SE ESTANCA PROYECTO DE LEY SOBRE VACUNAS EN CALIFORNIA

Una propuesta de ley sobre vacunación en California que ha generado intensos debates por poner cara a cara los derechos personales con asuntos de salud pública, quedó estancada el miércoles en el Senado estatal, luego de que los legisladores señalaran que podría privar del derecho a una educación adecuada a los niños no vacunados al negarles el acceso a las escuelas.
La medida evitaría que los padres pidieran exenciones de vacunación para sus hijos debido a motivos religiosos o personales, lo que convertiría a California en el estado más grande de sólo tres que tienen requerimientos tan estrictos. Las exenciones estarían a disposición de niños con problemas de salud, y otros niños no vacunados tendrían que estudiar en casa. Luego de tres horas de debate, quienes respaldan la medida decidieron posponer la votación para la próxima semana a fin de que los autores puedan hacer modificaciones para atender la inquietud generada por la Comisión de Educación del Senado. La iniciativa fue una de varias consideradas a lo largo del país tras el brote de sarampión que comenzó en Disneyland en diciembre y contagió a más de 100 personas en Estados Unidos y México. El debate ha sido tan encarnecido que el autor de la propuesta, el senador Richard Pan, un pediatra demócrata de Sacramento, ha tenido que recibir seguridad adicional. Además de los mensajes amenazadores que son enviados a su oficina, quienes están en contra de la medida han colocado mensajes en línea comparándolo con Adolfo Hitler. Cientos de personas rodearon el Capitolio antes a la audiencia, y las casi 600 personas que se manifestaban en contra de la propuesta superaban por mucho a los cerca de 100 individuos que la respaldaban. La muchedumbre fue mucho más grande de lo habitual, incluso para los temas más polémicos. Fue la segunda audiencia luego de que la Comisión de Salud del Senado aprobó la medida 6-2 la semana pasada. Los padres de familia han estado de ambos lados del tema, pues algunos señalan el plan de vacunación una extralimitación anticonstitucional del gobierno, y otros dicen que es necesario para salvar vidas. Carl Krawitt, del poblado de Corte Madre cercano a San Francisco, dijo el miércoles a los legisladores que temió por la vida de su hijo de 6 años durante la epidemia de sarampión, debido a que el niño, Rhett, no podía ser vacunado mientras estuviera bajo el tratamiento por leucemia. Krawitt dijo que su familia ya ha tenido que cargar el peso financiero y emocional de tener a un hijo con cáncer. "Estamos aquí por la comunidad", señaló Krawitt. Y agregó: "Tienen el deber de legislar conforme a la evidencia sólida, no por temor, para mantener seguras nuestras escuelas". EL NUEVO HERALD

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ