¿ESTÁ PREPARADA AMÉRICA LATINA PARA UN TERREMOTO SIMILAR AL DE NEPAL?

¿Se pueden predecir grandes sismos? Charles Walker, director del Instituto Hemisférico para las Américas de la Universidad de California en Davis e historiador de terremotos en América Latina, se muestra escéptico sobre el tema. "Se puede saber si hay más probabilidades, pero predecir -y así prevenir- todavía no. Todavía falta tiempo", dijo el experto a UnivisionNoticias.com. "Además, siempre hay científicos serios y no tan serios que hacen pronósticos de todo tipo", agregó. "No sabemos cuándo habrá uno grande. Tenemos tecnología que nos avisa segundos antes (...)  pero nadie puede pronosticar el 'Big One', el gran terremoto", insistió. En opinión de Walker, "es probable que haya un terremoto grande en Los Andes (entre Chile y Venezuela) en los próximos ocho o diez años", pero predecirlo así "no ayuda mucho y tampoco es muy controversial o arriesgado". "En términos francos, es como pronosticar que el FC Barcelona va a ganar la Liga de Campeones en los próximos siete años. Es probable que suceda. Y si uno se equivoca. No pasa nada, nadie se acuerda", explica el historiador. Sin embargo, la información del pasado sí sirve para "estar preparado y evitar cierto tipo de viviendas o edificios", considera el experto, recordando las trágicas lecciones del terremoto ocurrido en Haití y Chile en 2010. ¿Está preparada América Latina? Según Walker, entre las zonas más vulnerables se encuentran la falla de San Andrés, donde convergen la placa del Pacífico y la Norteamericana (EE.UU. y México) y la placa tectónica de Nazca (Chile y Perú). En Chile, el devastador terremoto del 2010 demostró que el país no estaba al cien por cien preparado para afrontar este tipo de desastres. Incluso los edificios que se consideraban antisísmicos quedaron inhabitables. "Se cayeron como dominós", recuerda Adriana Hernández, una residente en la zona afectada. "No aguantaron, se quebraron los cimientos", agrega. A su juicio, "en Santiago no existen" campañas gubernamentales de prevención. "Ha habido simulacros pero solo para la costa. En Santiago no. Y después del terremoto de abril del año pasado aprendimos una lección que no se olvida. Aquella vez las alarmas no funcionaron en Arica. La ciudad entró en pánico cuando el mar se comenzó a recoger. Afortunadamente no hubo maremoto", explica Hernández. Desde el punto de vista de Walker, Chile sí ha mostrado "una gran capacidad" para la reconstrucción y para las emergencias, y México ha avanzado mucho, pero, por ejemplo, "Lima no está preparada". Mientras tanto, Brian Tucker, el presidente y fundador de la organización sin ánimo de lucro GeoHazards International, advierte que la capital peruana es una de las urbes más vulnerables si se produce un terremoto similar al de Nepal, debido a que las fallas tectónicas están bajo tensión y porque no existe una planificación urbana ni cultura de prevención de desastres naturales. En general, para Walker, América Latina no está preparada para un gran terremoto. "Algunos países están mejor que otros, pero hay mucho trabajo por hacer", sostiene el historiador. "Lo único que sí podemos decirle a la gente es que esté preparada, que tenga rutas de escape, que sepa dónde encontrará agua en caso que se corten los suministros, y lugares seguros para proteger las vidas", concluye Walker. Fuente: 19 Digital