EL 77% DE LOS NORTEAMERICANOS CREE QUE LAS SANCIONES A IRÁN DEBEN CONTINUAR O INCREMENTARSE

None
Luego del acuerdo nuclear alcanzado por los países del G5+1 e Irán, una encuesta de AP-GfK reveló que el 77% de los ciudadanos de los Estados Unidos consideran que las sanciones sobre Teherán deben continuar o incrementarse. Poco más del 45% de los norteamericanos sostuvo que el país no debería mantener una relación diplomática con el régimen teocrático, mientras que el 51% se volcó por la línea seguida por el gobierno de Barack Obama. Ese 45% se mostró a favor de mantener las sanciones internacionales con Irán, que a partir de este acuerdo serán levantadas a menos que el país persa no cumpla algunas de las medidas adoptadas conjuntamente. A su vez, el 32% de los encuestados opinó que esas sanciones deben ser incrementadas. Apenas un 19% mostró una postura más flexible con respecto a las sanciones sobre Teherán. El 12% consideró que deben ser disminuidas, mientras que el 7% dijo que deben ser eliminadas. El último domingo, previo al acuerdo final entre Irán y los países del G5+1 –los Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, Alemania, Rusia y China–, el ayatollah Alí Khamenei, líder supremo iraní, advirtió que, pese al pacto con esas potencias, la lucha contra Washington continuará. La encuesta difundida por AP-GfK arrojó que el 56% de los norteamericanos ve al país persa como un enemigo. El 31%, en tanto, considera a ese régimen poco amistoso, pero no como un enemigo. La gran mayoría de los estadounidenses, de todos los partidos políticos, considera a Teherán al menos hostil con Estados Unidos. Más del 70% de los republicanos, la mitad de los independientes y el 45% de los demócratas sostuvieron que el régimen de Hasan Rohani es enemigo. Entre los republicanos, bloque que tiene una mirada más estricta sobre las relaciones con Irán, seis de cada diez se mostró en contra de mantener vínculos diplomáticos con la república islámica. Dos tercios de los demócratas, en cambio, votaron a favor de un acercamiento. Con respecto a la aprobación de la gestión de Obama, antes del anuncio del acuerdo, seis de cada diez desaprobaban la política exterior del presidente. Poco más de un tercio, en tanto, lo aprobó.   INFOBAE