URUGUAY Y PARAGUAY VAN POR EL FIN DE LAS BARRERAS ARANCELARIAS

None
El Mercosur decidió en Brasilia que durante los próximos seis meses estudiará fórmulas para poner fin a todas las barreras arancelarias que persisten dentro del bloque, que supone un serio obstáculo al comercio. La decisión fue tomada en el marco de la reunión semestral del Consejo Mercado Común (CMC) del Mercosur, preparatoria de la cumbre que congrega en la capital brasileña a los presidentes de Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela. El CMC, integrado por los ministros de Relaciones Exteriores del bloque, acogió así una propuesta presentada por Paraguay y Uruguay, los dos socios "menores" del Mercosur, que desde hace años se quejan por las trabas comerciales que imponen Argentina y Brasil. El canciller paraguayo, Eladio Loizaga, cuyo país recibirá de Brasil la presidencia semestral del bloque, explicó a periodistas que la propuesta apunta a darle un nuevo empuje al intercambio entre los países miembros, en momentos en que el comercio global continua contraído a consecuencia de la crisis internacional. Como ejemplo de esas barreras, el canciller paraguayo citó las licencias previas para la exportación, que Argentina aplica desde hace más de un año y que ya han generado diversas quejas entre los otros socios del bloque, pese a que se ajustan a las normas de la Organización Mundial de Comercio (OMC). Según Loizaga, esa demanda de Paraguay y Uruguay "no es en contra de nadie, sino a favor de todos". También apuntó que una medida de esa naturaleza prepararía el terreno "para el desafío que supone una negociación comercial con la Unión Europea (UE)", un asunto que estará en la agenda de los líderes del Mercosur. Durante la reunión del CMC, además se decidió renovar por un plazo de diez años el Fondo para la Convergencia Estructural del Mercosur (FOCEM), que ofrece apoyo financiero sobre todo para obras que se desarrollan en Uruguay y Paraguay. Según explicaron fuentes brasileñas, las contribuciones a ese fondo se mantendrán en los valores anuales de la actualidad, que se sitúan en 100 millones de dólares, de los que Brasil aporta un 70%, Argentina un 27%, Uruguay un 2% y Paraguay el 1% restante. Esas decisiones fueron valoradas por el presidente uruguayo, Tabaré Vázquez, el primero de los mandatarios del Mercosur que llegó a Brasilia para asistir a la cumbre. "Se ha avanzado en las últimas horas y venimos con expectativa optimista", afirmó Vázquez al llegar a la capital brasileña.   INFOBAE